EFE.- Una trabajadora de Tubacex ha sido detenida por la Ertzaintza cuando participaba en una concentración frente a los juzgados de la localidad alavesa de Amurrio, donde otros empleados de esta empresa han resultado contusionados durante una carga policial, según ha denunciado un portavoz sindical.

La concentración había sido convocada por el comité de empresa en apoyo a tres personas, que no son trabajadores de Tubacex, que tenían que declarar en el citado juzgado por apoyar a los piquetes que participaron en una protesta de la plantilla el pasado 25 de marzo en Amurrio.

Según ha confirmado a Efe la Ertzaintza, la detenida ha sido acusada de un delito de atentado a agentes de autoridad.

Uno de los representantes sindicales del comité, Jonatan García, de LAB, ha denunciado la actitud «agresiva» de la Ertzaintza hacia las personas que estaban junto al juzgado en la concentración que, según ha subrayado, tenía todos los permisos necesarios para celebrarse.

Ha explicado a Efe que la concentración se estaba desarrollando de manera pacífica y que los agentes han comenzado a dar «porrazos» provocando contusiones a varios de los trabajadores, entre ellos a la detenida, que ha resultado herida «con una fisura en la mano».

La plantilla de Tubacex lleva 127 días en huelga indefinida por el ERE que ha impuesto la dirección en las plantas alavesas de Llodio y Amurrio, que ha afectado a 129 trabajadores, de los que 99 son despidos, 22 bajas incentivadas y 12 prejubilaciones.

El pasado 31 de mayo el comité de empresa rechazó la última oferta que hizo la dirección para garantizar el empleo y los salarios hasta 2024, entre otras cuestiones, y anunció que la huelga indefinida seguía adelante. EFE



Dejar respuesta