Opinión por Álvaro Martínez

Cambios de fecha, maniobras y secretismo para evitar que Iñaki Prusilla y Blanca Guinea cayeran de la lista del PNV al Ayuntamiento. Este es el resumen. Y no la naturalidad y normalidad que ha visto en las versiones oficiales a lo largo del día de ayer.

Pero para eso estamos en Norte Expres, para contar lo ocurrido, que por cierto solo lo podrá leer aquí.

Y es que, según fuentes de toda solvencia, “la preocupación del Araba Buru Batzar era muy alta y el manejo ha sido absoluto, porque el objetivo es dar sensación de normalidad. Ha habido cocina y de la gorda”.

Recapitulemos: el candidato nacionalista a la alcaldía, Gorka Urtaran,  les dijo a sus jefes en otoño que la lista la quería con sus cinco concejales actuales y en igual orden. Y eso no gustó a un sector importante de los afiliados. La imposición.

Norte Expres descubrió el pastel y, claro, había examen. Si no lo conseguía, Urtaran quedaría desautorizado públicamente. Así que la maquinaria se puso a trabajar. No sin antes conocer que Álvaro Iturritxa se quitaba de las elecciones. Primer traspié.

Eso sí, ya les aviso que les contarán pronto que Iturritxa va a ser uno de los jefes de campaña de Urtaran. Para dar normalidad. Pero no se lo crean.

Sigo. Comienza el proceso electoral el 22 de enero a las 20 horas de la tarde con las cuatro asambleas de Vitoria. Allí se votaron a los candidatos. Con las propuestas de los 4 batzokis y la intervención de interjuntas (los jefes) para pulirla, se elabora una lista de 27 o 30 personas que irá al capítulo final: la segunda votación y última (la del jueves pasado).

Y aquí es donde está la cocina. El menú para evitar que Iñaki Prusilla y Blanca Guinea se quedaran fuera, dejando retratado a Urtaran.

 

DE PRIMERO

Cambiar la fecha de la votación final. Estaba prevista en la semana del 18 y 19 de febrero. El cambio fue de última hora. Ultimísima. Se adelantó una semana. Objetivo: acortar los plazos y que los afiliados que no estaban de acuerdo con la incorporación de Prusilla, y sobre todo de Guinea, no tuvieran tiempo de organizarse. Ya en la primera votación del 22 de enero salieron básicamente trasquilados estos dos concejales. Vamos que estaban fuera.

Por cierto, que el aviso de cambio de fecha a los afiliados se hizo en esta misma semana. A la carrera. Alguno se enteró el mismo miércoles que habría asambleas el jueves, según nos comenta un afiliado.

 

DE SEGUNDO

Hasta la noche del miércoles día 11, insisto noche, la Ejecutiva no decidió la lista de los candidatos que deberían ir a la votación final del día 12. Hubo muchas dudas en ese encuentro nocturno. “Si no ponemos a Guinea, dejamos a Urtaran haciendo el ridículo; pero si la ponemos cabreamos a muchos afiliados”. Al final la pusieron en el sexto puesto, saltando a otros que habían recibido más apoyos iniciales.

 

DE POSTRE

Ahora llega el aparato y organiza peones. Puestos por la Ejecutiva en las asambleas para que votaran las directrices oficiales. A pesar de ello, Prusilla y Guinea rozaron el drama puesto que necesitaban la mitad más uno de los votos ejercidos en cada batzoki. Las abstenciones con estos dos concejales fueron muy altas. Mientras que Nerea Melgosa, Jaione Aguirre y Borja Belandia salieron muy reforzados y con holgura, sobre todo este último, siempre según fuentes de toda solvencia.

 

CAFÉ

La lista con la treintena de candidatos que debían votar los afiliados (se vota uno a uno y de forma secreta) se soltó de sopetón al iniciarse las asambleas. Según llegaban los afiliados, veían lo que había que votar. Justo lo contrario de otros procesos electorales en otras ocasiones donde se enseñaban con tiempo para el análisis. En cristiano, secretismo hasta última hora.

 

COPA Y PURO

Yo me quedo con una de las anécdotas de una de las asambleas. La intervención de un afiliado que explicó qué medios de comunicación no había que leer y animó a sus compañeros a que siguieran sus directrices. Los medios que citó eran tres: El Correo, Dato Económico y Norte Expres.

Por la parte que me toca, siempre he pensado que la censura, la presión, las amenazas, el insulto y los ataques a la libertad de expresión son parte de mi trabajo. Y hoy, estoy más motivado que nunca.


Compartir

3 Comentarios

  1. Urtaran como siempre de cagada en cagada….esta lleno de mierda. Sr. Candidato del PNV cuentenos lo de tu puesto como funcionario en el Ayuntamiento y a partir de ese punto tire del papel higienico porque le va a hacer falta

Dejar respuesta