El entrenador del Deportivo Alavés, Javi Calleja, indicó que no ve “una euforia desmedida” en su equipo después de lograr los últimos diez puntos de doce posibles y dijo que son conscientes de quiénes son y el objetivo que tienen.

El técnico madrileño explicó en rueda de prensa antes de medirse al Sevilla que intenta mantener el equilibrio respecto a la motivación de los futbolistas y afirmó que “se ve una evolución a nivel colectivo e individual”.

No le importa además hacer cambios en su “once” porque “la base esta funcionando, pero el que se incorpora también sabe cuál es su función y mejora el equipo”

Considera que el duelo ante los sevillistas “es uno de los más complicados del año” pero cree que el Alavés está capacitado para llevar los partidos a su terreno.

“Poco a poco hemos ido ganando confianza y en este inicio de temporada ha habido fases y hemos sumado muchos puntos por defender muy bien, hacer buenas transiciones y aprovechar nuestro momento en ataque”, consideró el preparador babazorro, que animó a su equipo a comenzar a tener una mejor gestión del balón.

“Estoy viendo que el equipo anda más suelto y tiene más confianza cuando tiene el balón”, destacó el albiazul, que no se olvidó de que su plantilla tiene que ser “un bloque sólido que conceda muy poco”.

Sin embargo, empujó a los suyos a “tener personalidad suficiente para tener el balón y tomar riesgos en algunos momentos”.

“No nos vale solo con defender y cuando ataquemos lo tenemos que hacer con convicción”, remarcó Javi Calleja, que puso en valor la temporada del Sevilla: “Es candidato a disputar el título de liga, tenemos que sacar lo mejor que tenemos y nos tiene que motivar el doble porque ganar a estos equipos da prestigio a todos”.

Sobre el conjunto hispalense no dudó en afirmar que es “completísimo” y tiene “pocas fisuras”. “Tiene claro a lo que juega, tiene equilibrio y maneja bien los tiempos de partido”, comentó el entrenador albiazul. Además advirtió que en ataque “tiene jugadores rápidos por fuera, con muy buen uno contra uno y laterales que se incorporan mucho al ataque”.

Respecto a su colega Julen Lopetegui, ensalzó que es difícil mejorar los números que ha logrado el guipuzcoano hasta ahora porque “no ha dejado de mejorar y progresar”, además de que es un equipo que juega “muy bien al fútbol, con tablas, y que es muy difícil meterle mano”. EFE

ANALISIS PREVIO: Las buenas inercias se miden en el Sánchez-Pizjuán

Sevilla y Alavés retoman la competición liguera tras el parón por los partidos de selecciones nacionales y se miden el sábado en el Sánchez-Pizjuán metidos en una buena inercia de juego y resultados, con el conjunto andaluz en la pelea por las primeras plazas y el vasco alejado de los puestos de descenso.

La formación que entrena Julen Lopetegi ganó en su anterior comparecencia liguera local a Osasuna (2-0) y posteriormente se fue al descanso con otra convincente victoria en el derbi que disputó ante el Betis (0-2) en el Benito Villamarín.

Fueron unas buenas sensaciones que restaron algo del amargor dejado en la Liga de Campeones, en la que perdió 1-2 ante el Lille francés en la última jornada, lo que complica la presencia del equipo en los octavos del torneo.

Lopetegi recuperó el jueves, en la penúltima sesión preparatoria de la semana, al extremo Suso Fernández, reintegrado al grupo tras una lesión, y contó ya en la capital andaluza con los diez internacionales que estuvieron con sus selecciones, aunque el argentino Alejandro ‘Papu’ Gómez regresó con un problema de rodilla.

Aparte de la evolución que experimente el Papu y otros, la plantilla tiene las bajas del delantero marroquí Youssef En-Nesyri y la del lateral derecho y capitán, Jesús Navas, ambos por lesiones de mayor alcance, con lo que el preparador sevillista tendrá que valorar la condición física y el cansancio con el que han llegado los internacionales para poner el mejor once este sábado, sin perder de vista también la cita europea del martes.

Los vitorianos visitan el coliseo sevillista en el mejor momento desde que comenzó la temporada al lograr diez de los últimos doce puntos en juego. La solidez defensiva de los albiazules y el estado de gracia de jugadores como Joselu Mato o Luis Rioja ha convertido al plantel de Javi Calleja en un grupo peligroso a tener en cuenta.

Ya fueron capaces de superar al Atlético de Madrid y arrancar un valioso punto en el Camp Nou ante el Barcelona, lo que unido a otras buenas victorias ante rivales directos ha colocado a los babazorros en la decimocuarta plaza.

Ximo Navarro será la única baja en el equipo vasco que viaja con la intención de conseguir su primer triunfo desde que el Pizjuán se puso en pie. Así, el técnico del ‘Glorioso’ podrá contar con casi todo su arsenal para hacer frente a uno de los equipos más en forma de la categoría.

Fernando Pacheco defenderá el arco albiazul y le apoyarán en defensa Martín Aguirregabiria, Florian Lejeune, Víctor Laguardia y Rubén Duarte.

El senegalés Mamadou Loum volverá ocupar su puesto en el centro del campo después de regresar de jugar con su selección y podría estar acompañado de Toni Moya y Pere Pons, aunque Tomás Pina también se perfila para poder saltar en el “once” albiazul.

En la zona más ofensiva Édgar Méndez, Joselu Mato y Luis Rioja intentarán poner en problemas a la zaga andaluza.

– Alineaciones probables:

Sevilla: Bono; Montiel, Koundé, Diego Carlos, Augustinsson; Fernando, Joan Jordán; Lamela, Rakitic, Ocampos; y Rafa Mir.

Alavés: Pacheco; Martín, Laguardia, Lejeune, Duarte; Loum, Moya o Pina, Pons; Édgar, Rioja y Joselu.

Árbitro: Alejandro Muñiz Ruiz (Comité Gallego).

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán.

Hora: 16.15 (CET) (15.15 GMT).

————

Puestos: Sevilla (3º. 27 puntos). Alavés (14º. 13 puntos).

La clave: Ver cómo reanudan los dos equipos la competición después de que antes del parón dejaran buenas sensaciones.

El dato: El Sevilla ganó quince de los dieciocho partidos oficiales disputados como local frente al Alavés, que sólo arrancó un triunfo y dos empates en terreno hispalense.

La frase: Lopetegui (entrenador del Sevilla) avisa de que el Alavés en «sus últimos partidos sería líder».

El entorno: El Sevilla vuelve a su estadio tras haber ganado en la anterior jornada de LaLiga al Betis en el Villamarín (0-2), por lo que se espera un gran recibimiento al equipo, aunque la previsiones meteorológicas anuncian lluvia y ello podría mermar la asistencia al estadio.


Compartir

Dejar respuesta