El entrenador del Deportivo Alavés, Javier Calleja, indicó que el duelo de este sábado ante el Eibar “es el partido más difícil” de los que han jugado hasta la fecha “porque la cabeza es engañosa”, en referencia a la relajación que puede suponer haber salido de los puestos de descenso.

El complutense advirtió en una rueda de prensa telemática de que su equipo debe permanecer alerta y no caer en el exceso de confianza porque se enfrentan al último clasificado y dependen de sí mismos para conseguir la salvación.

“Tenemos que seguir la misma dinámica con la misma gana, la misma motivación y para eso necesitamos de toda la plantilla”, insistió durante su discurso, en el que apostó por que sus jugadores sean inteligentes y no salgan a especular ni a esperar el error de los armeros.

Javi Calleja estuvo a las órdenes de José Luis Mendilibar en su época de jugador profesional y reconoció que le dejó huella. “Es un entrenador carismático, súper exigente y una gran persona”, añadió el madrileño, que afirmó que aprendió mucho del técnico vasco.

“Mendilibar no deja que nadie se relaje, la exigencia es máxima y mete mucha intensidad y mucha pasión en todo lo que hace en cada entrenamiento”, añadió.

Calleja espera a un Eibar “valiente” a pesar de su situación clasificatoria y opinó que la clave puede estar en el dominio de las transiciones y las segundas jugadas.

Sin embargo, no le dio importancia a las dimensiones de Ipurua. “Las medidas son buenas para poder jugar al fútbol”, expresó el madrileño, que destacó que en el terreno de juego guipuzcoano se han visto “muy buenos partidos de fútbol con equipos que han sido capaces de dominar a través del balón”, aunque matizó que también deberán estar atentos a los centros constantes del Eibar.

Puso en valor el trabajo de John Guidetti, autor del gol albiazul en la pasado jornada. “Me ha demostrado que es un grandísimo profesional, está muy involucrado e implicado en el objetivo del equipo desde que yo estoy aquí y reúne cualidades que para mi idea fútbol nos benefician”, expuso el técnico.

Javi Calleja también dijo que una victoria podría servir para “meter un poquito más de presión a los rivales directos que tienen enfrentamientos complicados” y que juegan después. EFE


Compartir

Dejar respuesta