La asociación de familias de acogida de niños saharahuis de Álava (Afanis) ha hecho «un llamamiento a la solidaridad» de 20 familias alavesas para acoger durante este verano a 50 niños procedentes de los campamentos de población refugiada saharaui de entre 10 a 12 años de edad.

La vicepresidenta de Afanis, Irune Lujambio, ha explicado el doble objetivo que tiene el programa «Oporrak bakean-Vacaciones en paz» que: ofrecer a los menores la posibilidad de «descansar durante dos meses en verano con familias alavesas de su realidad cotidiana en el desierto» donde las temperaturas superan los 55 grados, y «sensibilizar y dar a conocer la realidad del Sahara Occidental entre la sociedad alavesa».

La directora de Igualdad y Derechos Humanos de la Diputación, Nerea Melgosa, ha resaltado que la iniciativa permite a los niños recibir «asistencia médica y una alimentación equilibrada», además de fomentar el intercambio cultural y mostrar apoyo hacia las reivindicaciones del pueblo saharaui y a que se «garantice su derecho de autodeterminación».

El delegado del Frente Polisario en Euskadi, Brahim Abdelfatch, ha agradecido la solidaridad de Álava y ha expresado que «Vacaciones en Paz» es «una gran experiencia que sirve para tender puentes entre dos familias y culturas tan lejanas y distintas».

Por último, el concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia del Ayuntamiento de Vitoria, Jon Armentia, ha recordado que «Vitoria fue una de las ciudades pioneras en la solidaridad con el Sáhara gracias, al apoyo institucional y al compromiso» de la sociedad alavesa.

Lujambio ha dicho que para acoger no hay que cumplir con ningún requisito especial, solamente «hace falta tener tiempo, ganas e informarse sobre su realidad» y la asociación se encarga de gestionar toda la documentación.

La entidad cuenta con una web propia, www.afanis.org, en la que informan a las «las familias conozcan antes de nada en qué consiste la acogida», aunque también se facilita información por teléfono.

La iniciativa, que se desarrolla durante los meses de julio y agosto, lleva ya 44 años de andadura y es un plan de acogida temporal para los niños residentes en los campamentos de refugiados, llevada a cabo con la colaboración del Ayuntamiento de Vitoria, la Diputación de Álava, Afanis y la delegación del Frente Polisario en Euskadi. EFE


Compartir

3 Comentarios

    • No hace falta, no entiendes nada, hay una gran demanda para hacerse cargo de estos niños durante el verano, no te preocupes. De hecho, mucha gente se quedará sin la oportunidad de acogerles queriendo hacerlo. Pero si quieres aprovechar para hacer gala de xenofobia, tú mismo…

Dejar respuesta