El comité de empresa de Osatek ha confirmado un brote de coronavirus en el área del hospital de Txagorritxu de Vitoria donde esta organización realiza su actividad que ha obligado al cierre de los tres equipos de resonancia durante este lunes y parte del martes y ha pedido más medidas de seguridad para la plantilla y los usuarios.

A través de un comunicado, los sindicatos ELA y LAB representados en el comité de Osatek, organización de servicios de Osakidetza que se encarga de realizar las resonancias magnéticas, han acusado a la gerencia de poner las «mínimas medidas» ante la covid-19 y de «anteponer la productividad sobre la seguridad».

Tras el brote de covid surgido en Txagorritxu, el comité ha pedido aclaraciones sobre el motivo del mismo e información sobre el número de infectados entre los trabajadores y usuarios.

También ha reclamado medidas de protección acordadas con los empleados y dotar de recursos materiales y humanos ya que «pese a la situación de pandemia continúan haciendo recortes de personal».

Han solicitado a Osatek que aumente la limpieza de sus centros y que acabe con las aglomeraciones en las salas de espera. EFE


Compartir

Dejar respuesta