La plantilla del Athletic Club ha entrenado este lunes en Lezama con Oihan Sancet, ausente en las últimas cuatro jornadas por problemas físicos, integrado en el grupo y sin la presencia de Mikel Balenziaga, que podría ser baja el próximo viernes frente al Deportivo Alavés.

Sancet se ha ejercitado con sus compañeros con aparente normalidad casi un mes después del golpe que sufrió en Balaídos a finales de agosto y que le provocó una tendinopatía en el tendón rotuliano izquierdo.

No se espera, sin embargo, que el navarro esté disponible para el choque frente al conjunto albiazul como tampoco lo estarán los también lesionados Yuri Berchiche, Asier Villalibre y Peru Nolaskoian ni Yeray Álvarez.

El central, que aún no se ha estrenado esta temporada, se entrena desde hace varios días con el resto de sus compañeros, pero según anunció Marcelino García Toral el pasado viernes no será probablemente hasta después del próximo parón de selecciones cuando vuelva a estar a su disposición.

La principal duda de cara al encuentro el viernes es el estado físico de Balenziaga, sustituido el pasado sábado en Mestalla por problemas físicos. En caso de que el guipuzcoano no se recupere será Iñigo Lekue quien le releve en la posición de lateral zurdo ante el conjunto vitoriano.

El Athletic afinará su puesta a punto de cara a este encuentro con otros tres entrenamientos -martes, miércoles y jueves- programados a partir de las 11.00 horas y a puerta cerrada. EFE



Dejar respuesta