Caos tráfico: Vitoria no se amedrenta y triplica uso a Bilbao

Euskadi ha cerrado la Semana Santa con un ligero ascenso de los desplazamientos de tráfico respecto a 2023, muy próximo a lo inicialmente previsto, y sin personas fallecidas, según el balance hecho público por el Departamento de Seguridad.

En concreto, se ha registrado una media de 528.000 desplazamientos de entrada y otros tantos de salida, frente a los 525.000, de media, registrados en el mismo periodo de 2023.

Esto supone un incremento de casi el 0,6 %, que hubiera sido mayor, de no ser por la inestabilidad de la climatología. En 2023, con tiempo soleado, el incremento respecto a 2022 fue del 2 %.

El paso fronterizo de Biriatou es donde más se ha notado el aumento de los desplazamientos, con casi un 1,2 % más que el año pasado. Uno de los motivos ha sido el partido de rugby entre el Aviron Bayonnais y el Toulon, disputado el 31 de marzo en Anoeta, que atrajo a muchos aficionados del País Vasco Francés.

Por su parte, tanto los accesos a las capitales vascas como el tráfico de largo recorrido han registrado un aumento del 0,25 % respecto a 2023.

Para la directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Estíbaliz Olabarri, lo más destacable es que no se han registrado víctimas mortales, y que, pese al ligero aumento de los desplazamientos, se han producido menos accidentes.

Baja la accidentalidad

De hecho, entre el 27 de marzo y el 1 de abril se han registrado 51 accidentes (17 de ellos con víctimas), que han dejado una persona herida de gravedad.

Esto supone un descenso de la accidentalidad del 43 % frente a 2023, cuando se produjeron 89 accidentes, con una persona fallecida y 5 heridas graves.

Como viene siendo habitual los mayores flujos de tráfico se han registrado en Bizkaia, en la mañana del Jueves Santo, 28 de marzo, en la A-8, entre Portugalete y Muskiz, sentido Cantabria, con retenciones de hasta 11 km.

En cambio, durante la Operación Retorno, el Lunes de Pascua, 1 de abril, no se registraron las habituales retenciones de Cantabria hacia Bilbao, ya que la climatología originó un regreso escalonado entre el domingo y el lunes. Además, no se produjeron accidentes, lo que contribuyó a mantener la fluidez del tráfico.

En Gipuzkoa, en Jueves Santo se registraron colas de hasta 6 km en la AP-8, sentido Baiona, en el Peaje de Biriatou, y de hasta 2 km en el Peaje de Zarautz.

Por otra parte, el miércoles por la tarde el incendio de un vehículo en la AP-8, a la altura de Elgoibar, sentido Bilbao, originó retenciones de 3 km.

En la madrugada del Lunes de Pascua, el retorno masivo de los espectadores del partido de rugby disputado en San Sebastián la noche del domingo dejó colas de hasta 5 km en el Peaje de Biriatou, sentido Baiona.

En Álava, en la Operación Salida se registraron las retenciones habituales (de hasta 5 km) el miércoles por la tarde y el Jueves Santo por la mañana, en el Nudo de Armiñón, en el enlace de la A-1 con la AP-1, sentido Burgos-Madrid. En el retorno, el Lunes de Pascua, no hubo retenciones en este punto.

Por último, debido a que el Lunes de Pascua también es festivo en Francia, el pasado martes, 2 de abril, en el paso fronterizo se produjeron retenciones de vehículos pesados de hasta 9 kilómetros. EFe



Dejar respuesta