maltrato

La ayuda de pago único a víctimas de violencia machista para permitirles independizarse de su agresor benefició el año pasado a 236 mujeres en Euskadi, la cifra más alta desde que se implantó esta subvención en 2008 y 42 más que en 2019.

Según ha informado el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales este dinero, cuya cuantía varía según las circunstancias de cada caso, ayudó a iniciar una nueva vida lejos de su agresor a 121 mujeres de Bizkaia, 67 de Gipuzkoa y 48 de Álava.

La pandemia complicó la gestión de estas ayudas por lo que se decidió flexibilizar el acceso y admitir solicitudes por correo electrónico. En total se recibieron 320 solicitudes y se resolvieron 70 pendientes del año anterior. A final de 2020 se habían aceptado 236 y denegado 78, además 12 fueron retiradas. Quedaron pendientes de resolución 64.

Estas ayudas se implantaron en 2008, cuando beneficiaron a 18 mujeres. A partir de entonces, el crecimiento ha sido continuo. En 2011 se superó por primera vez la barrera del centenar de mujeres beneficiarias y desde entonces no se ha bajado de esa cantidad.

Todas las mujeres que requieran esta ayuda y cumplan los requisitos pueden acceder a ellas, ya que la partida destinada para este fin es ampliable en función de las necesidades. La cantidad consignada inicialmente para este año es de 1,3 millones de euros.

El fin último de esta ayuda es paliar temporalmente la ausencia de ingresos o su escasez para facilitar a la mujer que sufre violencia por parte de su pareja o expareja unos recursos mínimos que le permitan independizarse de su agresor y comenzar una nueva vida independiente de él.

Para 2021 se han incrementado las cantidades de este pago único, que oscilan entre los 2.712 euros a mujeres sin discapacidades y sin descendencia y los 10.847 que reciben las mujeres con discapacidad igual o superior al 65 % o con un familiar o menor a su cargo con una discapacidad igual o superior al 65 %.

Con esta ayuda la víctima podrá hacer frente a deudas -«la mayoría de las veces contraídas por su pareja», según la nota de prensa-, cambiarse de vivienda si es necesario o depositar la fianza para un alquiler, entre otras posibilidades.

El servicio de atención telefónica a mujeres maltratadas es el 900 840 111, operativo las 24 horas del día de los 365 días del año. No deja rastro en la factura, atiende en 51 idiomas y está preparado para atender también a personas con discapacidad auditiva. En caso de emergencia también se puede llamar al 112.


Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta