Policía Local en Vitoria-Gasteiz

La Policía Local detuvo el sábado a un joven de 23 años y a una menor de 17 como presuntos autores de sendos delitos de lesiones graves, robo con violencia y atentado a agentes.

Los hechos sucedieron sobre las tres y media de la madrugada, cuando una llamada al 092 alertó de una agresión a una mujer en la calle Pablo Picasso. Una patrulla encontró a la víctima con el rostro ensangrentado. También le faltaba la falange de un dedo debido a un mordisco. La víctima explicó que había sido agredida por un varón y por otra mujer a los que conocía y que vivían en un domicilio próximo al lugar.

Cuando los policías consiguieron acceder a la vivienda de estas personas, el varón les recibió a patadas y la mujer arremetió contra uno de ellos, por lo que fueron detenidos. En el interior del piso encontraron un móvil propiedad de la mujer agredida.

El hombre, que ayer pasó a disposición judicial, también está siendo investigado por lesiones en el ámbito de la violencia de género a raíz de las declaraciones de testigos de los hechos.

Durante la bronca, una mujer dio un mordisco a otra y le arrancó un trozo del dedo. Ella estaba embarazada y es menor. Además vivien de okupas en la zona. La discusión fue por celos, según El Correo.


Compartir

2 Comentarios

  1. De okupa, preñada, celosa, menor de edad, montando pelea y tiene menos luces que un trineo… En fin, para cogerla con pinzas… Pobre futuro la espera… Pobre su madre también..

Dejar respuesta