Operarios de limpieza trabajan esta mañana en la eliminación de las pintadas que se han realizado este fin de semana en varias zonas del Casco Medieval. Entre los elementos afectados destaca la entrada del Palacio Villa Suso desde la cuesta de San Vicente (ver foto).

En esta entrada se instaló la semana pasada una nueva puerta como parte de los trabajos de renovación y mejora de la accesibilidad del edificio que finalizan en estos días. La puerta tendrá que ser lijada y barnizada, mientras que en los muros de piedra cercanos se están aplicando los productos habituales para la eliminación de pintadas.

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz recuerda que pintadas como las que han aparecido en el Casco Medieval suponen un grave daño sobre elementos del patrimonio histórico-cultural gasteiztarra y generan un importante coste económico en tareas de limpieza.


Compartir

Dejar respuesta