Anuncian fecha para la sentencia del «caso De Miguel»

0
alfredo de miguel negando todo
Master
entreseccion_noticia

La sentencia del macrojuicio por presunta corrupción más importante celebrado hasta la fecha en Euskadi, con 26 acusados, entre ellos varios exdirigentes del PNV alavés, se conocerá el próximo 17 de diciembre.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Álava ha hecho pública una providencia este martes en la que convoca a los acusados y sus abogados a un acto público a las 10.00 horas en el Palacio de Justicia donde se leerá el fallo de la sentencia.

El juicio por el conocido como «caso De Miguel» arrancó el 8 de enero de 2018 y quedó visto para sentencia el 19 de diciembre de ese mismo año. Entre los acusados está que el fuera número dos del PNV de Álava y diputado foral Alfredo de Miguel para quien la Fiscalía solicita un total de 29 años y 9 meses de cárcel por una veintena de delitos, entre ellos asociación ilícita, blanqueo de capitales, cohecho pasivo, coacciones, malversación y tráfico de influencias.

Según se recoge en la providencia, la magistrada ponente de la resolución, Elena Cabero, leerá el fallo en la vista pública a la que también están citados los medios de comunicación y en el mismo acto se entregará a todos los letrados que comparezcan un dispositivo USB con la sentencia completa.

A la Fiscalía, al Gobierno Vasco, actor civil en el proceso, y a la Diputación de Bizkaia, personada como acusación particular, se les notificará la resolución íntegra después del referido acto mientras que a todos los acusados se les enviará a sus domicilios.

Además de De Miguel, en el banquillo de los acusados por este caso también están los ex miembros de la Ejecutiva alavesa del PNV, Koldo Ochandiano y Aitor Tellería, para quienes la Fiscalía ha solicitado 13 años y 7 meses de prisión, respectivamente.

Las solicitudes de cárcel fueron rebajadas durante el juicio ya que en un principio la Fiscalía había reclamado para De Miguel 54 años y 11 meses de cárcel y para los otros principales acusados 32 años y 2 meses.

El Ministerio Público mantiene que De Miguel, Ochandiano y Telleria se constituyeron en cabecillas de una red societaria para, sirviéndose de sus relaciones políticas y administrativas por su vinculación al PNV, lograr contratos y adjudicaciones de instituciones gobernadas por los nacionalistas y obtener comisiones de las empresas que optaban a esos concursos.

El último día del juicio De Miguel negó los delitos que se le imputan y asegura que se ha demostrado que no tuvo ningún enriquecimiento ilícito, por lo que su defensa reclama la absolución y niega la existencia de prueba de cargo contra él.

«Ha habido cosas que he hecho mal y me arrepiento sinceramente. Si pudiera volver atrás no las haría bajo ningún concepto, pero jamás creo que he cometido un delito y menos por aquellos por los que se nos acusado», dijo de Miguel al ejercer su derecho a la última palabra.

Este juicio se prolongó durante un año, durante el cual más de un centenar de testigos y peritos pasaron por la Audiencia de Álava, que analizó las supuestas operaciones fraudulentas llevadas a cabo por la red, entre ellas varias de carácter urbanístico y contratos con el Departamento de Juventud del Gobierno Vasco de Juan José Ibarretxe por los que están en el banquillo de los acusados un exviceconsejero de Cultura y Juventud y un exdirector de Juventud

Este caso comenzó en diciembre de 2009, cuando la abogada Ainhoa Alberdi denunció que De Miguel, entonces diputado foral de Administración Local, le había pedido una comisión de 100.000 euros por su intermediación para lograr un contrato en el proceso de ampliación del Parque Tecnológico de Álava.

En la vista se pudieron escuchar las grabaciones que hizo de forma casera y en las que supuestamente se oía a los principales acusados reclamándole tal «mordida», aunque las defensas solicitaron la nulidad de esos registros al considerar que fueron manipulados, algo que el tribunal resolverá en la sentencia.

Tras el parón veraniego, el fiscal jefe de Álava reveló que había llegado a un pacto de conformidad con 9 de los 26 acusados, ya que reconocieron la existencia de «una trama organizada criminal destinada al cobro de comisiones ilícitas», pero entre ellos no estaba De Miguel, quien insistió en su inocencia.

Los acusados vinculados al PNV dimitieron tras su detención en 2010 y el entonces presidente de esta formación y actual lehendakari, Iñigo Urkullu, emplazó a los procesados a que entregaran su carné para evitar daños a un partido, que según remarcó, no tenía nada que ver con este caso. EFE

Compartir

Dejar respuesta