El actual presidente de la Federación de Vecinos (FAVA), Ángel Lamelas, anda inmerso en la organización de la plataforma independiente Ikune en Vitoria que hará su puesta en escena pública esta misma semana en nuestra capital.

Tras esas siglas hay una trayectoria política en Euskadi muy larga. De muchos años y con más de 150 concejales en los ayuntamientos de la Comunidad. En Llodio está su sede central. Dentro del movimiento ciudadano vasco son la fuerza más potente, ya que aglutinan en las instituciones alrededor del cincuenta por ciento de los independientes.

Hace ha varios meses, un grupo de personas comenzó a trabajar para intentar elaborar candidaturas electorales en Álava, y en la capital. El objetivo: presentarse a las municipales en Vitoria y en otras quince localidades, sin olvidarse de las Juntas Generales.

Entre esas personas está Lamelas. Un hombre que arrastra filias y fobias a su alrededor. En contra, por su pasado político junto al PP de Maroto en el Ayuntamiento y, a favor, por su capacidad de trabajo e interlocución.

En una ciudad acostumbrada a ‘matar’ a quién levanta la cabeza, Lamelas es caldo de cultivo para la crítica fácil, pero quienes le conocen hablan de un impulsor, de un comprometido; de la cultura del esfuerzo sin recibir nada regalado, en definitiva.

Para saber si Lamelas será concejal o no, deben pasar dos cosas obvias. Que vaya en los primeros puestos de salida de la candidatura de Ikune en Vitoria y que obtenga el respaldo ciudadano.

En el primer paso, todo parece indicar que será así. «Nadie quiere ir de primero, pero Ángel podría ir de segundo en la lista», confirman fuentes de la plataforma a Norte Expres.

Otro de los impulsores, Jose Navas, ex concejal de Ezker Batua, permanecerá en un discreto segundo plano.

El segundo paso, el del apoyo ciudadano, tendrá que ver con el respaldo o no de Podemos Vitoria a Ikune. El líder estatal, Pablo Iglesias, ya lo hizo explícito, pero la organización local no se ha posicionado y debate su futuro.

Dentro de Podemos Vitoria hay dos grupos. Uno con cabeza y compromiso social ligado a Iglesias, y otro que supura un deseo exagerado por llegar a las instituciones al puro estilo de la ‘casta’. De quién imponga sus tesis dependerá gran parte del futuro de Ikune. Puesto que un batiburrillo de candidaturas independientes terminará dividiéndolos.

Lamelas ya ha recibido críticas de ese grupo ambicioso, que no le consideran apto para estar en las listas. Hay quién supedita el apoyo a que él no aparezca en los primeros puestos. Triste, pero igualitos en las maniobras que PP y PSOE. El tiempo dirá si Lamelas es concejal, de momento, está en la pomada.

En una entrevista publicada en la revista Dato Económico hace unos meses, Lamelas recibía la siguiente pregunta: ¿Y alguna vez será político? A lo que respondió: «El tiempo lo dirá».

También en un último artículo de opinión que el presidente de la FAVA publicó en el mismo medio de comunicación, aseveraba que «el asociacionismo resurge, crecen las alternativas a las caducas formas de participación política, en definitiva, los ciudadanos y ciudadanas están dejando sus tumbonas vacías y empiezan a buscar las sillas en las que se decide aquello que les afecta». Queda dicho.



1 Comentario

  1. Me parece que Podemos no quiere concurrir a las elecciones municipales precisamente para que en sus listas no se les cuelen personas como Lamelas o Navas, que viendo sus trayectorias, cambios de rumbo y actuaciones queda todo dicho. Esperemos que Podemos no cometa el error de apoyarlos.

Dejar respuesta