pandemia coronavirus euskadi
calle vacia vitoria

El Gobierno Vasco ha destacado este miércoles que hay «indicios» de recuperación de empleo en la industria pero ha reconocido que esta recuperación no ha llegado la hostelería, al comercio y a la educación y a otros sectores más castigados por la crisis sanitaria en los que se auguran «nuevos nubarrones».

El director de servicios generales de Lanbide, Néstor Arana, ha analizado los datos del paro registrado en agosto en Euskadi, donde ha vuelto a repuntar tras el descenso de julio al subir en 3.090 desempleados, lo que supone un ascenso del 2,16 % hasta los 146.450 parados.Respecto a agosto de 2019, en Euskadi están registrados en las oficinas de Lanbide 30.372 personas más, lo que supone un aumento del 26,17 %.

Arana ha explicado que los datos del desempleo y los expedientes de regulación de empleo temporales en la hostelería, el comercio y la educación demuestran que estos sectores «siguen pasándolo muy mal» y es «difícil prever cuándo amainará la tormenta».

Ha indicado que las actividades que más destacan por el aumento del paro en agosto han sido educación (+374), comercio al por menor (+268), actividades de construcción especializada (+226) y servicio de comidas y bebidas (+191)

El desempleo, ha detallado Arana, se ha incrementado en todos los sectores excepto en el primario, donde hay 36 desempleados menos que hace un año, mientras que en la construcción se han contabilizado 321 parados más, en la industria 502 y en servicios 1.728.

En agosto se firmaron 45.774 contratos en Euskadi, un 31,1 % menos que en el mismo mes de 2019, con caídas sobre todo en la hostelería con 15.207 contratos menos (62,3 % menos) y en las actividades artísticas y recreativas, 5.051 (un 61 % menos).

El paro creció más entre los hombres (1.961) que entre las mujeres (1.129) y por edades, 675 de los nuevos desempleados son menores de 25 años, 1.586 tienen entre 25 y 44 años y 829 más de 45.

En cuanto a los expedientes de regulación de empleo (ERTE), al finalizar agosto 30.045 personas permanecían en esta situación, el 16 % del total de los 188.511 trabajadores que han resultado afectados por esta figura laboral desde el inicio de la pandemia, ha asegurado el director de servicios generales de Lanbide.

El 80 % del total de empleados adscritos a los ERTE ya se han incorporado a sus puestos laborales mientras que un 4,55 % han pasado al desempleo.

La evolución de los ERTE refleja los sectores que siguen siendo los más castigados por la crisis económica derivada del coronavirus.

Así, según los datos proporcionados por Arana, en la hostelería 6.796 personas siguen con expedientes de regulación y en el comercio, 6.142.

En educación, de las 5.356 personas que han estado en situación de ERTE se han reincorporado 3.139, el 59 %, mientras que 1.002 permanecen en situación de espera (19 %) y 1.215 han engrosado las listas del desempleo (23 %).

La industria manufacturera es el sector de actividad que mayores tasas de reincorporación presenta ya que un 89 % de los que estaban en ERTE ya están trabajando, en concreto 41.888 de las 47.052 personas afectadas.

También han concluido los ERTE para 7.287 trabajadores de actividades sanitarias y de servicios sociales, el 84 % del total, y para 7.094 empleados de la construcción (85 %). EFE


Compartir

Dejar respuesta