fumar

La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, ha alertado este jueves de que el consumo de tabaco es un factor que «empeora» el estado de las personas que se contagian por la COVID-19, que tienen mayor riesgo «de desarrollar síntomas graves y fallecer».

La consejera ha comparecido en rueda de prensa, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco que se celebra el 31 de mayo, para anunciar nuevos tratamientos ofertados por Osakidetza para dejar de fumar.

Ha expuesto que en Osakidetza hay 93.629 personas registradas como fumadoras, de las que el 56,6 % son hombres.

El grupo de edad que concentra el mayor número de consumidores de tabaco es el comprendido entre los 46 y los 64 años.

Entre jóvenes de 16 a 25 años el número de fumadoras supera al de fumadores, pero a partir de los 46 años son más los hombres que consumen que las mujeres.

Murga ha insistido en que el tabaco es el causante de enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer, entre otras, y las personas que las padecen tienen mayores complicaciones en caso de contagiarse de coronavirus, además de que la afectación pulmonar es mayor.

También ha señalado que los fumadores tienen una mayor capacidad de contagiarse porque se tocan con más frecuencia la boca con los cigarros.

Con motivo de la pandemia de coronavirus, el Departamento de Salud ha incrementado su oferta de tratamientos para llegar a un número más elevado de personas que quieran dejar el tabaco.

Ha creado dos nuevas herramientas de ayuda que se van a implementar en los centros de salud de atención primaria.

La doctora Ana Bustunduy, de la Dirección de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, ha explicado que una de las nuevas herramientas es un programa de terapia combinada entre tratamiento y seguimiento profesional que cuenta con la ayuda de una aplicación para dispositivos móviles y que comenzará su andadura en julio.

El paciente tendrá un seguimiento del profesional sanitario a través de la aplicación con la que podrá conocer el tiempo que se lleva sin fumar, los días ganados y el dinero ahorrado, entre otros datos. Se podrá solicitar apoyo extra en el caso de caída puntual o en situaciones de ansiedad.

El otro programa consiste en trasladar la intervención grupal que se realiza en los centros de salud a una modalidad de plataforma digital que da la posibilidad de interactuar online en tiempo real a terapeutas y pacientes.

Su objetivo es facilitar el tratamiento a todas las personas que no pueden disponer de tiempo para desplazarse o acuden en menor medida a los centros de salud como es el caso de los jóvenes y se pondrá en marcha a mediados de junio con una prueba piloto en la que participará un grupo de diez personas y en septiembre se extenderá.

Ambos programas se podrán acompañar, en caso de necesidad, de los tratamientos farmacológicos que desde el día 1 del pasado mes de enero financia el Departamento de Salud.

Desde esa fecha, los dos medicamentos financiados, Champix (vareniclina) y Zyntabac (brupopion) han sido prescritos a 6.408 personas con un coste de 982.000 euros.

Murga ha explicado que ha habido un ligero repunte en el número de personas que han participado en los tratatamientos por tabaquismo de Osakidetza.

Ha indicado que el pasado año 2.742 pacientes acudieron a los programas, 1.469 de ellos mujeres y 1.273 hombres y son ellas las que van con mayor frecuencia a las terapias grupales.

El grueso de las personas que participaron son hombres y mujeres de entre 46 a 64 años.

Además, el teléfono gratuito que ofrece asesoramiento e información en el proceso de abandono del tabaco (944007573) atendió el pasado año de media unas 20 llamadas al mes.

La consejera ha avanzado que el Departamento que dirige y Osakidetza seguirán dedicando esfuerzos a políticas dirigidas a la prevención y la sensibilización, también en las escuelas vascas.

«Todos los días del año pueden ser el mejor día para dejar de fumar y animo a los fumadores a que den el paso», ha concluido la consejera. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. Noticia fresca:
    El tabaco empeora los síntomas de las enfermedades que atacan al sistema respiratorio.
    Para decir esto hacían falta médicos, consejeros de salud, noticias de periódicos..
    Cada día estoy más convencido de que nos tratan como a tontos, como a niños, o directamente como a niños tontos.

Dejar respuesta