Deportivo Alavés y Osasuna anunciaron este jueves un acuerdo para la cesión de sus estadios en caso de que por fuerza mayor no puedan jugar en su provincia por la pandemia de coronavirus.

El marco de este convenio viene motivado después de que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga fijaran unas normas “para definir los estadios alternativos de cada equipo para los supuestos en que no pudieran disputarse lo encuentros en sus propios estadios”.

Esto significa que en caso de que, por causas excepcionales, un partido oficial no pudiera celebrarse en Mendizorroza, el Alavés podrá disputarlo como local en el estadio de El Sadar, mientras que Osasuna haría lo mismo con el coliseo albiazul como alternativa. EFE


Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta