Álava: Sabe de cerrajería y roba durante meses a su vecina

0
entreseccion_noticia

Foto ajena a la información. (EFE).- Un hombre de 61 años, que tiene conocimientos de cerrajería, ha sido detenido por la Ertzaintza acusado de robar durante meses a su vecina, quien puso una cámara de vigilancia en su vivienda para descubrir al ladrón, que sustrajo más de 5.000 euros en efectivo desde el pasado mes de septiembre.


Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, el arresto se produjo este domingo después de comprobar que el presunto ladrón era quien al parecer accedía de forma periódica a la casa de su vecina cuando ella se ausentaba para sustraer diversas cantidades de dinero, en la última ocasión una bolsa que contenía 200 euros en monedas.

La víctima trabaja en una empresa dedicada a la explotación de máquinas recreativas, según han indicado a Efe fuentes conocedoras de este caso, por lo que ella guardaba en su vivienda dinero procedente de la recaudación de esas máquinas.

EXPOBODAS 2019

Tras recibir la denuncia este domingo, agentes de la Policía vasca acudieron al lugar y observaron que no se habían producido daños en la vivienda.

La mujer explicó después en dependencias policiales que desde el pasado mes de septiembre había sufrido la sustracción de diversas cantidades de dinero de manera periódica, que según sus primeros cálculos superaban los 5.000 euros.

La denunciante hizo constar que estas faltas de dinero se registraban siempre que ella abandonaba el inmueble en su vehículo y que en ninguna de las ocasiones observaba daños en los lugares de acceso a su vivienda.

Ante la sospecha de que alguien estaba accediendo de forma ilegal a su casa, colocó una cámara de vídeo vigilancia con sensor de movimiento y aviso de actividad, tras lo cual abandonó su domicilio.

Apenas transcurridos diez minutos una persona accedió al interior de la vivienda y quedaron grabadas las imágenes en las que el presunto ladrón revisaba diferentes estancias de la vivienda para abandonarla posteriormente.

Con toda esta información, los agentes de la Ertzaintza identificaron a un hombre de 61 años que vivía en las inmediaciones de la casa como presunto autor de un delito de robo continuado.

Las mismas fuentes conocedoras del caso han explicado que el ladrón tenía conocimientos de cerrajería que utilizaba para no tener que forzar las cerraduras. EFE

Compartir

Dejar respuesta