Lista de principales morosos en Vitoria y Álava

La Hacienda alavesa ha recaudado hasta marzo 385,6 millones, lo que supone un incremento del 7,7 % respecto al mismo mes de 2021 e iguala lo ingresado en los tres primeros meses de 2020 (385,2 millones) cuando apenas se habían empezado a notar los efectos de la pandemia.

Este incremento interanual del 7,7 % es inferior sin embargo al logrado hasta febrero en Álava, cuando se alcanzó una subida del 9,6 % comparado con el mismo mes del año pasado.

La Diputación alavesa ya advirtió entonces de que ese ascenso cercano al 10 % podría verse truncado en los próximos meses si seguían aumentando los efectos negativos de la guerra de Ucrania en las empresas vascas, como así ha sido.

Los 385,6 millones suponen 27,4 millones más que entre enero y marzo del año anterior y han sido los impuestos directos los que han tenido un mejor comportamiento, al aumentar un 10,4 %, frente al ascenso del 2,4 % de los indirectos.

La Hacienda de Álava cree que al incremento interanual de la recaudación ha podido contribuir el hecho de que el año anterior la actividad estaba ralentizada y, por otra parte, que los pagos de determinados impuestos se pospusieron hasta el segundo semestre del año 2021.

Por impuestos directos se han recaudado hasta marzo de este año 231,2 millones, un 10,4 % más. Concretamente por IRPF se ingresaron 214,5 millones, es decir 19,7 millones más (+10,2 %).

Dentro de este apartado, en concepto de Retenciones del Trabajo se lograron 197,6 millones, casi 15 más que el año anterior, lo que supone un incremento del 8,2 %, mientras que por los pagos fraccionados de autónomos se obtuvieron 8,2 millones.

Estos aumentos se deben a las medidas adoptadas el año anterior para facilitar la financiación de las empresas y autónomos que permitieron, en el caso de las retenciones del trabajo, diferir el pago de impuestos y, en el caso de los pagos fraccionados, la obligación de abono del trimestre cuyo cobro se refleja en este periodo.

El Impuesto de Sociedades aportó 10,8 millones (+33,4 %), aunque la Diputación explica que estos datos todavía no son significativos y habrá que ver la evolución de los próximos meses.
En cuanto a los indirectos, la recaudación no ha crecido tanto por la agilización en la devolución de estos gravámenes. Concretamente se han recaudado 151,4 millones, un 2,4 % más que el año anterior.

Por IVA se ingresaron 111,7 millones (-0,7 %), un ligero descenso que se debe a la citada rapidez en devolver este impuesto, aunque ya el año pasado se difirió su pago para algunas empresas.

El Impuesto de Hidrocarburos aportó otros 19,7 millones, un 19,7 % más que hasta marzo de 2021 es decir 3,2 millones más.

Fitch eleva la calificación de la economía vasca de notable bajo a notable

La agencia de calificación crediticia Fitch ha elevado la nota de Euskadi de notable bajo (A-) a notable (A), dos escalones por encima de la del conjunto del Estado, con una perspectiva estable de los resultados operativos y de la deuda en el medio plazo.

Según ha informado el Departamento vasco de Economía y Hacienda, esta valoración «reafirma la calidad crediticia y la confianza económica» de la comunidad autónoma.

El buen comportamiento presupuestario y el ratio de amortización de la deuda han sido dos de los elementos destacados para lograr esta calificación.

Según Economía, la agencia Fitch mantiene que Euskadi presenta un riesgo bajo de que se debilite inesperadamente su capacidad de cobertura del endeudamiento, «dada su capacidad para cubrirla con su saldo operativo» por la «robustez» de los ingresos.

Además, el crecimiento de los ingresos de Euskadi «ha superado el aumento del PIB estatal en los últimos cinco años y los indicadores socioeconómicos están por encima de la media nacional», han subrayado las fuentes.

Fitch también ha tenido en cuenta para otorgar su nota al País Vasco el control «moderado» sobre el aumento de gasto, «que ha seguido el crecimiento de los ingresos desde 2012 estando el 65 % de su gasto destinado, esencialmente, a educación y sanidad».

El Departamento de Economía y Hacienda recuerda que Euskadi comenzó con una reducción gradual del déficit global desde 2012 y con superávit récord desde 2017 «manteniendo un buen nivel de servicios públicos esenciales». EFE

Euskadi recauda 3.457 millones hasta marzo, un 10,2 % más

Las tres haciendas forales vascas han ingresado entre enero y marzo 3.457 millones de euros, lo que se traduce en 320 millones más que en el mismo periodo de 2021 y supone un incremento del 10,2 %.

La recaudación hasta marzo mejora también las cifras previas a la pandemia: un 15,4 % más que en el primer trimestre de 2020 (la segunda quincena de marzo se decretó el primer estado de alarma en España y la actividad económica se vio muy limitada) y un 7 % más que en 2019.

Aunque los ingresos han aumentado los tres territorios históricos, al alza ha sido muy dispar. Así, mientras en Bizkaia se ha recaudado un 14,7 % más hasta llegar a los 2.259,2 millones, en Gipuzkoa la subida se ha limitado en el 0,5 % al ingresar 812,1 millones.

Álava se ha quedado en un terreno intermedio con 385,6 millones en las arcas forales y un incremento del 7,7 %, según la información facilitada por las distintas haciendas vascas.

En Bizkaia, con 288,9 millones más que en el mismo periodo de 2021, los impuestos directos han aportado 1.031,1 millones, un 2 % más respecto a 2021. En concreto, 935,1 millones (+4,8 %) corresponden al IRPF y 65,3 al Impuesto sobre Sociedades (-6,7 %).

El capítulo de imposición indirecta suma 1.215,5 millones, es decir un 28 % más que la recaudación obtenida en el primer trimestre de 2021. El IVA aportó 817,3 millones (+46,3 %), los Impuestos Especiales de Hidrocarburos 311,6 millones (+0,8 %) y Labores de Tabaco 36,2 millones (+10,5 %).

En Gipuzkoa entre enero y marzo se han logrado 4 millones más en los tres primeros meses de 2021. Los impuestos directos han aportado 571,3 millones (un 9,6 % más). En concreto, por IRPF se han recaudado 516,1 millones (+8,3 %) y dentro de este gravamen los rendimientos de trabajo han subido un 5,5 %. El impuesto de sociedades ha recaudado 37,9 millones, un 55,8 % más.

Por su parte los impuestos indirectos han supuesto para Gipuzkoa 234,2 millones, un 16,9 % menos debido al «importante incremento» de las devoluciones del IVA, ya que se han reintegrado 102 millones más que en 2021 como resultado del «esfuerzo de la Hacienda foral por inyectar liquidez en el tejido económico guipuzcoano».

En Álava se han recaudado 27,4 millones más que entre enero y marzo del año anterior y han sido los impuestos directos los que han tenido un mejor comportamiento, al aumentar un 10,4 % hasta los 231,2 millones.

Concretamente por IRPF se ingresaron 214,5 millones (+10,2 %) y dentro de este impuesto las retenciones del trabajo aportaron 197,6 millones (+8,2 %)

Estos aumentos se deben a las medidas adoptadas en 2021 para facilitar la financiación de las empresas y autónomos que permitieron, en el caso de las retenciones del trabajo, diferir el pago de impuestos y, en el caso de los pagos fraccionados, la obligación de abono del trimestre cuyo cobro se refleja en este periodo.

Por su parte, el Impuesto de Sociedades aportó 10,8 millones (+33,4 %), aunque la Diputación explica que estos datos todavía no son significativos y habrá que ver la evolución de los próximos meses.

En el apartado de impuestos indirectos, se registró un ascenso del 2,4 % hasta los 151,4 millones. Su recaudación no ha crecido tanto por la agilización en la devolución de estos gravámenes. Por IVA se lograron 111,7 millones (-0,7 %) y el Impuesto de Hidrocarburos aportó otros 19,7 millones, un 19,7 % más. EFE



1 Comentario

Dejar respuesta