renfe tav tren vitoria alsasua

Una avería en la catenaria de Renfe entre el concejo alavés de Manzanos, en Ribera Baja, y Miranda de Ebro (Burgos) ha dejado parado en territorio alavés a un tren procedente de Barcelona y con destino A Coruña con 235 pasajeros que están a la espera de ser transbordados.

Fuentes de Renfe han explicado esta tarde que la avería ha provocado falta de tensión eléctrica y que el tren que sobre las tres y cuarto circulaba en ese momento por la vía se parase.

Operarios de infraestructuras se han trasladado al lugar para arreglar el tendido y los viajeros van a ser transbordados para que puedan seguir su ruta.

ACTUALIZACION: Trasbordados los viajeros de Renfe atrapados en Álava tras 4 horas de espera

Los 235 viajeros de Renfe cuyo tren se ha parado esta tarde en Álava al quedarse sin suministro eléctrico han sido trasbordados a otro convoy ferroviario después de cuatro horas de espera en el interior del primero.

La avería se ha producido en un punto de la catenaria situado entre el concejo de Manzanos, en la localidad de Ribera Baja (Álava), y Miranda de Ebro (Burgos) y ha provocado una falta de tensión eléctrica.

Esto ha causado a su vez que se detuviera el tren procedente de Barcelona y con destino A Coruña que circulaba por ese punto de la vía sobre las tres y cuarto de la tarde, han informado fuentes de la compañía ferroviaria.

Al lugar del incidente se han desplazado operarios de infraestructuras para arreglar el tendido, pero ante la previsión de que la reparación se prolongara en el tiempo se ha decidido enviar un tren con 300 plazas para trasbordar a las 235 personas que viajaban en la unidad averiada para que así pudieran continuar con su ruta.

El trasbordo de los pasajeros ha sido también un proceso lento dado que viajaban en un Alvia de doble composición, es decir con más viajeros y vagones de lo habitual, y la operación no se ha completado hasta las 19.15 horas aproximadamente, es decir, cuatro horas después de que el tren haya quedado parado. EFE


Compartir

Dejar respuesta