La dirección de la planta de Aernnova en Berantevilla (Álava) ha trasladado al comité su intención de mantener el ERE que conlleva 101 despidos y de incrementar el ERTE, de manera que afecte al 28 % de la plantilla, en lugar de al 15 % anunciado inicialmente, por la suspensión de más pedidos.

El ERE anunciado por la dirección para esta factoría afecta al 22 % de sus más de 450 trabajadores y estaba acompañado por un ERTE para el 15 % de la planta.

La caída de la facturación en un 37 % alegada por la empresa para ambos procesos ha empeorado, según ha trasladado este viernes a los sindicatos en un encuentro en el que ha puesto sobre la mesa que sus dos principales clientes han comunicado recientemente nuevas cancelaciones de sus planes de producción, lo que conlleva «una importante caída de pedidos» y la reducción en un 50 % de la actividad productiva respecto a los niveles alcanzados en 2019.

En un comunicado, la dirección ha explicado que esta «mala noticia» exige la toma de nuevas decisiones que busquen la viabilidad de la empresa. En este sentido, ha transmitido al comité que no incrementará los despidos, pero que sí ha optado por ampliar el ERTE, de manera que afecte al 28 % de la plantilla, en lugar de las 15 % previsto inicialmente.

Con esta medida, Aernnova Aeroestructuras Álava «trata de adaptar su capacidad productiva a la fuerte contracción de la demanda minimizando en la medida de lo posible el impacto sobre el empleo de las nuevas cancelaciones de pedidos», explica en su nota.

Apela a la necesidad de «reaccionar con inmediatez, firmeza y responsabilidad» para «salvaguardar su supervivencia», ante lo que ha denominado «una situación sin precedentes».

Ha recordado que el periodo de consultas del ERE acaba el 18 de diciembre y ha emplazado a «hacer un esfuerzo por llegar a acuerdos que permitan minimizar los efectos de una situación cuyas consecuencias están aún lejos de entrar en vías de recuperación». EFE


Compartir

Dejar respuesta