LAB ha acusado al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) de alinearse con la patronal y las administraciones con la sentencia que consideró «ajustado a derecho» el ERE en la planta de Aernnova en Berantevilla (Álava).

Esta central ha informado además de que va a estudiar «todas las posibilidades» para hacer frente a esta sentencia «injusta» y a los 55 despidos en la planta.

También ha anunciado que solicitará una reunión con la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, dado que el Gobierno Vasco «avala la compra de PCB (el grupo ITP Aero) por Aernnova, para exigirle que ese aval se haga con un proyecto para todas las plantillas», con la readmisión de los despedidos.

LAB ha acusado alto tribunal vasco de dejar «a la clase trabajadora a los pies de unos caballos cabalgados por la codicia», con un fallo que va «en contra de la sociedad en general».

Considera en un comunicado que la patronal se ha visto «arropada por los gestores de lo público», con una reforma laboral que todavía se mantiene vigente y por unos tribunales que «han cerrado los ojos ante la injusticia y facilitan que el negocio siga, por encima de las personas y la justicia».

«Nos han dejado un mensaje claro: no podemos depositar la defensa del empleo solo en los tribunales, el camino que nos queda a los trabajadores es la lucha», ha señalado. EFE


Compartir

Dejar respuesta