eta dispersión zulo

EFE).- Instituciones Penitenciarias ha acordado este viernes el traslado a cárceles más cercanas al País Vasco de cinco presos de ETA, entre ellos, el de Juan Ramón Carasatorre Aldaz, condenado por el asesinato en 1995 del concejal donostriarra del PP Gregorio Ordóñez.

Además de Carasatorre, Prisiones ha ordenado el traslado de Sergio Polo Escobes, Ibai Beobide Arza, Martín Sarasola Yarzabal y Gorka Vidal Álvaro, ha informado Instituciones Penitenciarias.Carasatorre, condenado también por el asesinato del inspector jefe de la Policía Enrique Nieto Viyella en 1995 en San Sebastián y del brigada del Ejército destinado en el cuartel donostiarra de Lozoya Mariano de Juan Santamaría el mismo año, será trasladado del centro penitenciario Castellón II a la cárcel de El Dueso, en Cantabria.

Ingresó en prisión el 28 de noviembre de 2013 y cumplirá las tres cuartas partes de la condena en marzo de 2029.

Tras rechazar el uso de la violencia y expresar su deseo de resarcir el dolor causado a sus víctimas, Prisiones ha resuelto su progresión a segundo grado.

Por su parte, Sergio Polo, que pasará de la cárcel de Herrera de La Mancha (Ciudad Real) a la alavesa de Zaballa, fue condenado por el asesinato del comandante del Ejército de Tierra Luciano Cortizo en 1995 en León

También cumple condena por su participación en el atentado cometido en 1993 en San Sebastián que acabó con la vida del guardia civil Emilio Castillo López de la Franca.

Polo se encuentra pendiente de que la Audiencia Nacional se pronuncie sobre el tiempo máximo de cumplimiento de su pena y Prisiones ha dispuesto su progresión a segundo grado «por razones amparadas en la ley de protección de datos» que no especifica.

Martín Sarasola Yarzabal, condenado en 2010 a 1.040 años de prisión como responsable del atentado cometido en la T4 del aeropuerto de Barajas (Madrid) que acabó con la vida de Diego Armando Estacio Sivisapa y Carlos Alonso Palate Sailema, pasará del centro penitenciario de Jaén al de Dueñas (Palencia).

Prisiones ha ordenado el traslado desde la cárcel de Puerto III (Cádiz) a la de Burgos de Ibai Beobide Arza, condenado a 29 años por el atentado contra la sede central de la EITB en Bilbao el 31 de diciembre de 2008 que causó importantes daños materiales pero ninguna víctima, entre otras acciones.

Por último, será también trasladado Gorka Vidal Álvaro, que fue detenido en 2004 junto con Izkur Badillo cuando transportaban en una furgoneta 536 kilos de explosivos con los que planeaban cometer un atentado en Madrid de forma inminente.

Vidal pasará del centro penitenciario de Logroño a la cárcel de Zaballa (Álava).

Como cada viernes, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha denunciado los traslados que, a su juicio, son fruto de «decisiones políticas tan discutibles como la derogación de la política de dispersión que está llevando a cabo el Gobierno de Pedro Sánchez».

El Parlamento Vasco recuerda en silencio a Gregorio Ordóñez

Los parlamentarios vascos han recordado este viernes en silencio al que fuera también parlamentario y concejal del PP en San Sebastián Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA el 23 de enero de 1995.

Representantes de todos los grupos y consejeros del Gobierno Vasco, con el lehendakari, Iñigo Urkullu, a la cabeza, se han puesto en pie en sus escaños durante un minuto para tributar un homenaje a Ordóñez, poco antes de que comenzase el pleno en el que se rechazarán las enmiendas a la totalidad al proyecto presupuestario de este año.

En esta primera sesión tras el parón navideño, en las pantallas del salón del plenos se ha mostrado la imagen de Ordóñez y en el exterior de la Cámara se ha colocado un retrato del político del PP y se ha encendido un pebetero delante de la escultura «Brújula de medianoche».

El 18 de febrero de 2014 la Mesa del Parlamento acordó llevar a cabo todos los años homenajes a los cuatro parlamentarios vascos asesinados en atentados terroristas durante la sesión plenaria que tenga lugar en fechas cercanas a su muerte.

La Cámara recuerda anualmente desde entonces a los socialistas Enrique Casas, asesinado el 23 de febrero de 1984 por los Comandos Autónomos Anticapitalistas y Fernando Buesa, que murió cuando ETA hizo explotar una furgoneta bomba el 22 febrero del año 2000; al parlamentario y dirigente de Herri Batasuna Santiago Brouard, asesinado el 20 noviembre de 1984 por los GAL, y a Gregorio Ordóñez. EFE

 

Absuelta Anboto de un atentado de ETA al considerarlo cosa juzgada

EFE).- La Audiencia Nacional ha absuelto a la exdirigente etarra Soledad Iparraguirre, Anboto, de haber ordenado el atentado contra el cuartel de la Policía Nacional de Buenavista en Oviedo en 1997, al considerar que es «cosa juzgada», tras aber sido ya condenada en Francia como dirigente de ETA y por preparar atentados en España estando en el país galo, donde se instalaba la cúpula etarra.

La Fiscalía pedía para ella 71 años de cárcel por haber ordenado el referido atentado con lanzamiento de granadas, perpetrado por los ya condenados por estos hechos Kepa Arronategui y Eneko Gogeascoechea, y en el que una viandante resultó herida y se causaron daños materiales en la vía pública y en edificios.

En su resolución, de la que ha sido ponente el magistrado José Ricardo de Prada y que cuenta con un voto particular discrepante, la sección tercera de lo Penal señala que las sentencias por las que fue condenada a 20 años de cárcel en Francia «se refieren a su actividad como dirigente de la organización terrorista ETA» y a «la preparación de atentados que no se individualizaban, pero que se enmarcan temporalmente», entre los se incluiría el de Oviedo.

Esto lleva a la Sala a concluir que ya se la ha juzgado en Francia por «la totalidad» de su actividad en ETA, incluida la de haber ordenado perpetrar atentados a distintos comandos, lo que le lleva a aplicar el principio de «non bis in idem» o de no ser juzgado dos veces por la misma causa.

La apreciación de cosa juzgada, indica la Sala, resulta además «acumulativa a la apreciación de inexistencia de pruebas suficientes en relación con la acusación mantenida por el Ministerio Fiscal», si bien reiteran, que el enjuiciamiento no se debió haber producido por la «existencia de una situación de non bis in idem procesal».

En su voto particular, la magistrada María Fernanda Pérez discrepa con sus otros dos compañeros en el tribunal y rechaza la existencia de cosa juzgada al considerar que los hechos sentenciados en Francia no pueden incluirse en el ámbito de los juzgados en esta causa.

Añade, además, que la sentencia mayoritaria realiza un pronunciamiento «ex novo», pues esta cuestión no fue planteada por la defensa en su escrito de calificación y por tanto no formó parte del debate del juicio oral.

Por todo ello, cree que debía haber sido condenada al considerar acreditado que facilitó al comando los explosivos para atentar en la zona de Asturias y Cantabria, y pese a no haber prueba que ordenara el atentado contra ese objetivo concreto.

Desde su entrega a España en septiembre de 2019 tras cumplir condena en Francia, Anboto ha sido únicamente condenada en España por el momento por ordenar el asesinato del comandante del Ejército de Tierra Luciano Cortizo en 1995 en León a una pena de 122 años de cárcel.

Está aún pendiente de conocer la sentencia por su presunta participación en un atentado frustrado contra un dispositivo de la Policía Nacional en el polideportivo de Mendizorroza (Vitoria) en 1985 por el que se enfrenta a una petición del fiscal de 488 años de prisión.

Además, esta misma semana se ha vuelto a sentar en el banquillo acusada de facilitar al comando Itsasadar el material explosivo para cometer en 1994 un atentado en una sucursal bancaria de Getxo (Bizkaia), que causó daños materiales, hechos por los que se enfrenta a otros 12 años de cárcel por un delito de estragos

En todos los casos, Anboto ha negado su participación y en el último juicio se quejó de que se la esté juzgando por hechos ocurridos hace más de 20 años, lo que calificó de «justicia vengativa».

Tras conocer su absolución, fuentes de la Fiscalía han indicado a Efe que están estudiando la resolución para decidir si la recurren ante el Tribunal Supremo, que precisamente esta semana ha estudiado el recurso de la etarra contra su condena por el atentado contra el comandante Cortizo.

Para acordar su absolución, la sección tercera recuerda que Iparraguirre fue condenada en el país galo por delitos de terrorismo, y, en concreto, por dirigir una asociación ilícita «con el fin de preparar un acto terrorista» en territorio francés y «por su actividad relacionada con ETA en Francia» hasta su detención en 2004.

Además, en otras sentencias de «distintos tribunales franceses, de las que no constan referencias concretas en el presente procedimiento», fue condenada por la preparación de atentados en 1997, lo que «pone en alerta» a la Sala, «no de que lo hechos enjuiciados en el presente pudieran haber sido juzgados en España, sino únicamente de la participación en los mismos de la acusada».

«Las sentencias francesas se refieren a su actividad como dirigente de la organización ETA, incluso su pertenencia al aparato político, y se producen condenas por participación en la preparación de atentados (desde Francia) que no se individualizan pero que se enmarcan temporalmente».

Todo ello, prosigue a sentencia, «nos lleva a considerar que la actividad de la acusada se produjera en Francia», por lo que «los tribunales franceses han investigado y juzgado la totalidad de la actividad delictiva como miembro de ETA de la acusada».

La exdirigente etarra, junto con José Antonio Urrutikoetxea, Josu Tenera, leyó el comunicado en el que el 3 de mayo de 2018 la banda terrorista anunció su «disolución» definitiva, y el año pasado fue extraditada para responder de doce atentados. EFE


Compartir

4 Comentarios

  1. Estarian mejor en siberia en vez de en territorio nacional en un gulag obligados a trabajos forzados el resto de su vida por el daño que han hecho . No me dan ninguna los presos etarras es mas creo que esta ley solo daña a las victimas de estos asesinos . Que se pudran en una prision lejana

    • Cuando se les condeno en su dia a la mayor prte se les condeno por asesinato estragos terroristas pertenencia a banda armada etc etc. ahora no me vengas con la pelicula de que son presos politicos por que han sido condenados por pertenencia a banda armada son unos asesinos que se pudran en la carcel

  2. Yo los liberaba cuando vuelvan a casa los asesinados por ellos. Qué valientes los gudaris estos. Los soldados van a la guerra y dan la cara en la batalla, no matan a traición y a escondidas a quien piensa de diferente manera que ellos; incluidos niños.

Dejar respuesta