El Partido Popular de Vitoria-Gasteiz se ha propuesto “agilizar al máximo”, con el arranque de este 2020, el desalojo de los okupas de la Avenida de Olarizu y por ello ha reclamado hoy “información veraz” con la “máxima transparencia” al alcalde Urtaran sobre el “número total de okupas” que están residiendo de manera ilegal en estos bloques municipales y, sobre todo, una “fecha límite” para su desalojo.

 

Durante todos estos años el PNV ha asegurado que se habían interpuesto todas las denuncias necesarias para expulsar a los okupas y que era un proceso largo que estaba en manos de los jueces.

 

Sin embargo, el Partido Popular acaba de descubrir “con asombro” en la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento que solo existe en este momento “un único expediente de desalojo abierto, por lo penal, que afectaría únicamente a 3 okupas”. “Ahora mismo solo hay 3 okupas denunciados, es un escándalo”, ha dicho Miguel Garnica del PP.

 

Solicitud formal a la Secretaría General del Pleno para conocer “la verdad”

 

“Urtaran ha mentido descaradamente durante todos estos años a los vecinos, a los grupos políticos y a todos los vitorianos. Ya está bien de mentiras y de bandazos. Urtaran va a tener que retratarse de una vez por todas”, ha incidido con vehemencia, por su parte, la portavoz del Partido Popular de Vitoria, Leticia Comerón.

 

Por ello, el Partido Popular ha registrado hoy una solicitud formal de información ante la Secretaría General del Pleno del Ayuntamiento para exigir toda la “información veraz” y con “absoluta transparencia” en relación con las viviendas ocupadas de la Avenida de Olarizu: “cuántas viviendas están ocupadas”, “cuántos okupas” residen en ellas, “cuántos menores” están viviendo en estas condiciones, “cuántas denuncias se han interpuesto y por tanto cuántos procesos judiciales” están abiertos, “a cuántos okupas se ha identificado”, “cuál es el procedimiento que se va a seguir para echarles” y, “sobre todo, lo que más importa a todos los vitorianos”, “cuál es la fecha límite para que todos los bloques de Olarizu estén desalojados”, ha anunciado Comerón, y es que “a día de hoy seguimos sin saber cuántos okupas hay y cómo se les va a echar”.

 

La portavoz del PP, Leticia Comerón, considera “imprescindible que los vitorianos conozcamos de una vez la verdad de los bloques de la Avenida de Olarizu que son propiedad municipal y la fecha límite en que se va a echar a los okupas”.

 

“Tenemos a un alcalde en Vitoria, del PNV, que hace la vista gorda ante los okupas y que sigue permitiendo la ocupación ilegal. Nos ha mentido a todos. Yo me comprometí con los vecinos legítimos de Olarizu a dar la cara por ellos, a defenderles, y así lo voy a seguir haciendo hasta que se expulse a todos los okupas de estas viviendas que son propiedad de todos los vitorianos”, ha afirmado Comerón.

 

Enero, “mes clave” para el futuro de Olarizu

 

Ha añadido que “este mes de enero es clave” para el futuro de Olarizu, ya que se debe tomar una decisión con respecto a estas viviendas, después de que Urtaran pactara con sus socios de Podemos hacer un estudio que incluyera la rehabilitación integral de las mismas, frente a la opción del derribo. Urtaran tiene abiertas estas “dos vías contradictorias y este mes tiene que tomar la decisión”.

 

Comerón ha recordado, sin embargo, que “el proyecto de derribo por sí mismo no es determinante”, sino que “más importante que el derribo es el desalojo de los okupas”, ya que “sin tramitar el desalojo el derribo no sirve para nada”.

 

Ha recordado cómo los vecinos legítimos que residen justo en frente “viven atemorizados” y “no se atreven ni a cruzar la calle”, sufren “amenazas” y “viven con miedo” porque cada día hay “más okupas, algunos armados, cada vez hay más delitos, más peleas y violencia y, en definitiva, mayor inseguridad”.

 

Según un informe de la Policía Local del pasado año, entre enero y noviembre de 2019 se registraron solo en esta calle un total de 457 intervenciones policiales, reflejando un “grado de conflictividad e inseguridad sin precedentes” en la que ya es “la calle más peligrosa” de Vitoria.

 

 


Compartir

3 Comentarios

  1. Yo solo dejo esta simple pregunta.
    Si un Okupa se mete en casa del alcalde o de cualquier politico asi como en casa de alguien perteneciente a la judicatura.
    ¿ CUANTO TARDA EN SER DESALOJADO?

  2. Esto es de vergüenza… esas casas deberían estar tiradas hace mucho tiempo…Asi no avanzamos en Vitoria y lo único que conseguimos es que gente como esa se crezca y consiga lo que quiere, gracias al miedo y a conseguir lo que quieren teniendo atemorizadas a las personas de la zona, que si quieren tener una casa digna y tener los derechos que tenemos los demás ciudadanos que se busquen la vida y trabajen como hacemos todos pagando los impuestos y levantando vitoria con nuestro trabajo y que no vallan de víctimas y dando pena, que aquí no se trata a nadie de malas maneras ni se discrimina a nadie por su origen simplemente la gente que viene a vivir del cuento que se valla a otro lado o valla a vivir del aire que parece que lo único que quieren es joder a la gente que y encima riéndose de la gente que trabaja levantando nuestra ciudad. Que lo único que está demostrando así el Alcalde Urtaran es que parece que hay que ocupar una casa y vivir de las ayudas que nos dan… cuando cada ciudadano que trabaja y levanta esto, está sufriendo cada día para llegar a fin de mes pagando su hipoteca sus gastos de la casa su comida etc… ¡¡¡YA ESTA BIEN!!!

  3. Pero si incluso se están dando ayudas sociales municipales a gente q vive en casas ocupadas!!!
    Así nos va en Vitoria. Todos los zánganos a Vitoria a vivir del cuento

Dejar respuesta