Marcelino García Toral, entrenador del Athletic Club, admitió la «gran dificultad» que entrañará el partido de mañana frente al Rayo Vallecano, pero subrayó su intención de que «San Mamés sea un fortín» porque «partidos como éste» son los que darán al equipo rojiblanco «la posibilidad de estar arriba».

Un campo al que llegará el Alavés en diez días.

«Afrontamos el partido con la máxima humildad y respeto, nos da igual cómo se llame el rival. Pero ganar este tipo de partidos, como el último en casa con el Mallorca, son los que nos van a dar la posibilidad de estar en la parte alta de la tabla», recalcó el técnico asturiano en la rueda de prensa previa al encuentro.

Marcelino espera un encuentro «similar» al que les enfrentó hace diez días al conjunto bermellón ante un Rayo «con bastantes similitudes» con el Athletic del que destacó que «es dinámico, siempre juega hacia adelante y mete muchos centros» al área.

«Es un equipo presionante, intenso, que ataca rápido y busca los espacios con dinamismo e intensidad. Tenemos que tener paciencia porque todos los partidos son muy igualados y hay que dominar los detalles. Por eso también pedimos a la afición que nos ayude», demandó.

Marcelino reconoció que el martes a las 10 de la noche «es un poco tarde cuando la gente al día siguiente tiene que trabajar y los niños ir al colegio», pero pidió a los seguidores «un pequeño esfuerzo» para acudir a San Mamés «a animar al Athletic» y ver «si entre todos conseguimos los tres puntos».

«Les animo a que vayan. Somos un equipo joven y con la afición seremos más fuertes. Ganar a Rayo supondría sumar 12 puntos de 18 y seis partidos sin perder. Tiene muchísimo aliciente», recalcó el de Careñes, que avanzó también que habrá «varios cambios» en el once tras el «esfuerzo enorme» del pasado sábado en el Wanda.

Avanzó que será después de la sesión de activación del martes por la mañana, unas horas antes del partido, cuando decida el once definitivo y aseguró que tiene «total confianza» en los jugadores que van a entrar por los más habituales en este inicio liguero.

«Se merecen jugar tanto como los que lo están haciendo porque nos permiten conservar ese buen rendimiento. Tenemos plena confianza en que el equipo no se verá mermado», señaló Marcelino quien confirmó la baja para este encuentro y los dos siguientes, ante Valencia y Alavés, de Oihan Sancet.

El navarro sufrió un golpe en la rodilla derecha el pasado 28 de agosto frente al Celta que, «aunque en principio parecía leve», le mantiene desde entonces fuera del equipo. «Las molestias no desaparecen y no queremos apresurar la recuperación sino poner una solución definitiva», aclaró.

Además de Sancet, continúan de baja Yuri Berchiche y Peru Nolaskoain, lesionados de larga duración, mientras que es duda Yeray Álvarez. El central está en la última fase de recuperación de una tendonopatía en el tendón rotuliano izquierdo que no le ha permitido ni siquiera estar disponible en lo que va de temporada. EFE



Dejar respuesta