Metro Bilbao inicia esta semana el procedimiento para sustituir 37 unidades de tren, modernizar el puesto de mando centralizado y el sistema de señalización, que permitirá reducir el intervalo mínimo entre trenes, con una inversión que rondará los 736 millones de euros.

El lehendakari, Imanol Pradales, y la diputada general de Bizkaia, Elixabete Etxanobe, han anunciado esta inversión, que llevarán a cabo el Gobierno vasco y la Diputación Foral de Bizkaia, durante la visita que han realizado a los talleres de Metro Bilbao en Sopela.

En su intervención, Pradales ha destacado que la inversión prevista de 736 millones “hasta 2035” servirá para “mejorar la calidad de vida” de los usuarios de Metro Bilbao y ayudará “a que la movilidad” de Euskadi “siga estando en vanguardia en Europa”.

Ha señalado que “la inversión en movilidad y transporte público es inversión de presente y sobre todo de futuro” y ha afirmado que “el transporte público tiene un papel fundamental en la nueva economía descarbonizada y en la transición hacia una movilidad cada vez más sostenible”.

El lehendakari ha destacado que el acuerdo de gobierno recoge iniciativas para el impulso de la movilidad sostenible y del transporte público, como priorizar la conclusión de la red ferroviaria de alta velocidad, el desarrollo de los accesos y las estaciones de Bilbao y Vitoria y las líneas 4 y 5 de Metro Bilbao, entre otras.

La diputada general de Bizkaia, Elixabete Etxanobe, ha señalado que ambas instituciones trabajan juntas para “preparar el Metro Bilbao de las próximas décadas” y lograr un Metro ““más seguro, con mayor capacidad, adaptado a la demanda actual y futura”, y “aún más sostenible y eficiente”.

Ha señalado que las nuevas unidades, que sustituirán a las más antiguas que datan de 1995 y 2001, tendrán cinco vagones con lo que se incrementará un 12% la capacidad del sistema, y serán más eficientes energéticamente ya que reducirán el consumo eléctrico en un 35 %.

Etxanobe ha indicado que el ahorro estimado es de un millón y medio de euros anual y ha destacado que, además, serán unas unidades “digitales” para optimizar el mantenimiento y proporcionar información en tiempo real a los usuarios, como el nivel de ocupación de los trenes próximos.

El coste de cada unidad-tren de cinco vagones será de unos 16,3 millones de euros, con un coste total de más 600 millones de euros, y se estima que los primeros nuevos trenes entren en servicio en 2027-2028 y que la nueva flota esté totalmente disponible en el año 2033.

También se implementará, con un coste de 130 millones de euros, un sistema de Control del Tren Basado en Comunicaciones (CBTC) que permite reducir el intervalo mínimo entre trenes permitiendo flexibilizar la frecuencia y hacer más fiable la puntualidad del servicio.

Etxanobe ha señalado que el sistema de comunicaciones actual permite un intervalo mínimo entre trenes de 150 segundos, y que con el nuevo se podría reducir ese intervalo y, además, se mejorará la seguridad operativa y la capacidad de respuesta ante incidencias.

Además, se actualizará el puesto de mando centralizado, con una inversión de 6 millones, para optimizar la gestión del tráfico e incluir la capacidad de establecer servicios parciales y lanzaderas, así como la integración con sistemas externos para mejorar la información al pasajero y la accesibilidad. EFE



2 Comentarios

  1. Que esperáis del Partido Nacionalista Vizcaíno, Álava a destruirla centros masivos de menas, molinos, placas, cierres de PAC, nada de pasar el TAV por Vitoria, soterramiento ni hablar…
    La próxima toca el embalse de dos etapas para, usarlo de batería eso sí cerca del aeropuerto, que así luego podemos que es zona inundable y quitarlo sin quejas de la ciudadania.

Dejar respuesta