La diputada foral de Servicios Sociales de Álava, Beatriz Artolazabal, ha comparecido este mediodía ante los medios de comunicación para explicar que los menores tienen edades de entre 14 y 17 años, que están internos en el centro en régimen abierto y que provienen de familias generalmente desestructuradas, «con vivencias muy duras».

La diputada no ha descartado que además de estos cinco chicos y chicas que han podido ejercer la prostitución pueda haber más, pero ha dicho que es algo que se encuentra bajo el secreto del sumario y que no conoce los detalles del «excelente trabajo que está desarrollando la Ertzaintza».

Ha especificado que cuando tuvieron conocimiento de que uno de los menores «identificó» a un trabajador del centro como presunto implicado en los hechos se le apartó inmediatamente del servicio, aunque no ha podido explicar cuál podía ser el grado de implicación de este monitor, ni su situación procesal.

En sus explicaciones a los trabajadores del centro, los menores no llegaron a identificar concretamente a ninguna persona, sino que han sido las investigaciones policiales y la toma de declaración por parte de la Ertzaintza las que han desvelado la posible existencia de esta red de prostitución.

Por último, ha dicho que la actuación de la Diputación en este caso está guiada por el interés de «proteger a los menores ante los graves delitos que pudieran haber estado cometiendo algunas personas«. EFE



Dejar respuesta