64 trabajadores vitorianos van a la huelga

1
gardelegi
entreseccion_noticia

Que raro que Urtaran esté en medio de un conflicto laboral. Hoy hemos conocido que 64 trabajadores vitorianos van a la huelga.

El comité de empresa de Biocompost de Álava, una UTE formada por Ferrovial y FCC, ha llamado a la huelga indefinida de los 64 trabajadores de la plantilla para reclamar un convenio «justo» y «acorde a las condiciones que la empresa y el Ayuntamiento de Vitoria formalizaron en el contrato para la explotación».


El sindicato LAB ha denunciado en un comunicado que desde 2006 la empresa aplica «unilateralmente» el convenio estatal de recuperación de residuos en lugar de las condiciones del convenio del vertedero Gardelegi.

ETL – Junio 2019

Esto supone, entre otras cuestiones, que los trabajadores de Biocompost hagan 188 horas anuales de más, dado que el convenio estatal es de 1.780 horas y el de la empresa 1.592 es decir una diferencia del 12 %.

A ello se suma que «casi la mitad de la plantilla» tiene un «paupérrimo salario de 900 euros al mes» por «un trabajo penoso en contacto directo con la basura», a pesar de que la UTE recibe del Ayuntamiento de Vitoria 8 millones anuales, de los cuales el 22,5 % «se deberían destinar a gastos de personal».

Sin embargo, denuncia el sindicato, «la comparativa de estos 12 años de contrata entre los datos auditados por la empresa y los calculados según el contrato de explotación arroja una diferencia superior a los 2,5 millones».

Todo ello, sumado al «clima laboral» en la empresa ha causado «el hartazgo de la plantilla», que está llamada a la huelga indefinida a partir del miércoles 26 para reclamar una mejora de las condiciones.

Declaraciones de EH Bildu

Los trabajadores de Biocompost han anunciado su intención de ir a la huelga. Esta unión temporal de empresas (UTE) entre las multinacionales FCC y Ferrovial se ocupa del reciclaje en la planta de tratamiento mecánico-biológico. Son unos 60 trabajadores, y se trata de una de las mayores contratos municipales: la empresa recibe ocho millones de euros al año de las arcas públicas.

Los trabajadores han convocado la huelga para protestar por la precariedad laboral en
su servicio. Los trabajadores cobran sueldos medios de 900 euros por trabajar con la
basura, en condiciones penosas en ocasiones.

Pues bién, según ha podido saber EH Bildu, las multinacionales de la basura se
comprometieron en la oferta vinculante con la que ganaron el concurso a aplicar el
convenio colectivo de Gardelegui, un convenio con nóminas muy superiores a las que
realmente están pagando a sus trabajadores. El ayuntamiento valoró esa mejora
propuesta en la oferta por la UTE de FCC y Ferrovial, y gracias a esa valoración se
llevaron el concurso.

Esto es, FCC y Ferrovial están cobrando al ayuntamiento lo equivalente a un convenio
digno, y pagan 900 euros. ¿Donde va la diferencia? «La diferencia va directa a los
beneficios de las multinacionales de la basura», ha advertido el concejal de EH Bildu
Aitor Miguel.

Según los calculos que ha realizado EH Bildu, la UTE se ha quedado en estos años con
alrededor de 2,5 millones de euros que el Ayuntamiento de Gasteiz le ha pagado, y que
pertenecía en realidad a los trabajadores, violando la propia oferta vinculante a la que
FCC y Ferrovial se comprometieron para ganar el concurso.

Desde EH Bildu exigimos a Urtaran que no sea complice de las multinacionales de la
basura, y que garantice que se cumplan las condiciones con las que accedieron a
prestar el servicio, que pasan por pagar a sus trabajadores un salario digno. Del mismo
modo, exigimos a Urtaran que reclame a la empresa los millones de euros que se ha
llevado injustamente del dinero público de la ciudad.

Por último, pedimos a Urtaran que acepte la mano tendida de EH Bildu, y acabe de una
vez con esta colaboración con las multinacionales de la basura. «El problema no es de
un servicio en concreto, ni de una empresa en concreto. El problema es el monopolio
de las multinacionales de la basura», ha señalado el concejal de la formación, Aitor
Miguel.

La trayectoria de la UTE liderada por FCC en la recogida de basuras se resume en una
ciudad mas sucia que nunca, despidos, vulneración de derechos, amenazas de huelga
y caos, etc. «La solución es acabar con sus privilegios, y apostar por la
remunicipalización del servicio, con un modelo público, de calidad y transparente», ha
explicado Miguel.

Compartir

1 Comentario

  1. La culpa es de EH Bildu por apoyar la investidura de Urtaran. Prefieren que los trabajadores tengan un sueldo de 900€ y que no gobierne el partido más votado En Vitoria Gastéiz no se a quien engañan , a los de siempre que prefieren un sueldo comunista de 900€ a tener libertad individual y no ser testigos de sus capacidades personales de cambiar de trabajo.

Dejar respuesta