La Estrategia antiRumores municipal comenzó su andadura en Bilbao en el año 2013 y todavía continúa expandiéndose. A los Distritos de Rekalde, Begoña, Deusto, Basurto y Uribarri, se suma este año el de Otxarkoaga– Txurdinaga.

Actualmente, se está desarrollando la fase de mapeo de este último Distrito para identificar los recursos, entidades, movimientos y colectivos comunitarios de referencia de estos barrios. Esta fase, entendida como imprescindible, no sólo permite acercar la iniciativa, también plantearla como una herramienta a disposición del vecindario y del tejido comunitario que promueve colectividad.

Gracias a esta fase, se han podido establecer contactos con las y los agentes comunitarios clave del barrio, como son la Comisión Socioeducativa de Otxarkoaga– Txurdinaga, la Asociación BizitegiEmankor Sarea, el Centro de Día de personas mayores, la Asociación de Familias de Otxarkoaga, la Asociación Tendel, el CEIP de Otxarkoaga o Centro Formativo de Otxarkoaga, entre otros.

“Para luchar contra los estereotipos negativos, el proyecto antiRumores necesita seguir consolidando una red de agentes locales y de personas que, a título individual, luchen a favor de la interculturalidad, la convivencia en la diversidad y en contra de la discriminación en todos los barrios de Bilbao”, ha explicado Itziar Urtasun, Concejala de Cooperacion, Convivencia y Fiestas.

En la actualidad, la red la componen 367 agentes antiRumores. Formar a nuevas personas comprometidas con su barrio y su ciudad, vecinos y vecinas, es el objetivo que persiguen las nuevas sesiones formativas que ha programado y diseñado el Ayuntamiento de Bilbao.

SESIONES FORMATIVAS

La primera actividad prevista a desarrollar es una formación básica antiRumores (8 horas de duración)abierta a la ciudadanía, de carácter gratuito y en la que puede participar toda aquella persona que esté interesada en indagar más sobre esta temática. La formación se impartirá en el Centro Municipal de Distrito de Otxarkoaga-Txurdinaga (Avenida Pau Casals, 19) en horario de 18:00 a 20:00 y en total habrá cuatro sesiones:

  • 19 de octubre: Xabier Aierdi, Doctor en Sociología de la UPV – EHU: “Procesos migratorios: rumores, percepciones y actitudes”.
  • 21 de octubre: Maya Amrane y Bibiana Gómez, Técnicas de Biltzen – Servicio Vasco de Integración y Convivencia intercultural: “La perspectiva de género en la Estrategia antiRumores”.
  • 25 y 26 de octubre: Asier Gallastegi, Consultor, Formador y Coach: “Habilidades prácticas para el diálogo y la comunicación parte I y II”.

Las personas que deseen participar podrán inscribirse enviando un correo electrónico a [email protected]. También podrán llamar directamente al teléfono 662 425 662.

ESTRATEGIA ANTIRUMORES

La Estrategia antiRumores del Ayuntamiento de Bilbao es una iniciativa de participación ciudadana que tiene como objetivo desmontar los rumores, prejuicios y estereotipos negativos que existen hacia nuestras vecinas y vecinos de origen extranjero. Es un proceso de cambio social a largo plazo que pretende prevenir la discriminación, mejorar la convivencia y aprovechar el potencial de la diversidad provocando un cambio en las percepciones, actitudes y comportamientos entre la población general y grupos objetivos específicos.

Desde la Estrategia antiRumores se ofrece capacitación e información continua a través de formación, seminarios, talleres, encuentros mensuales y acceso a recursos prácticos. Esta iniciativa promueve un espacio de consulta y debate dónde aportar sugerencias, alternativas y de tal forma que el punto de vista de la ciudadanía podrá verse reflejado en las diversas acciones de impacto y sensibilización de la red.


Compartir

2 Comentarios

  1. La gente no tiene nada contra los inmigrantes que vienen a trabajar y colaborar para mantener el estado de bienestar. Si está en contra de los delincuentes y los aprovechados, sean extranjeros o nacionales. Que el porcentaje de delitos entre los extranjeros es mayor que entre los españoles es una realidad, y que los autodenominados antirrumores son unos aprovechados que sustraen recursos del estado de bienestar es otra realidad.

Dejar respuesta