Diputación solo ayuda a 129 de 2.700 comercios en Vitoria

El Gobierno Vasco ha aprobado este martes dos órdenes para la convocatoria de ayudas a empresas, una dotada con 20 millones para el programa de descarbonización y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, y otra con la misma cantidad para inversiones en la margen izquierda vizcaína y en municipios con una tasa de desempleo superior al 5 % de la media.

La primera línea de ayudas corresponde al programa de descarbonización industrial 2024 cuyo fin es la modernización de las instalaciones productivas industriales para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, tanto de las derivadas del consumo de energía como de los procesos de producción.

Este programa de ayudas permitirá anticipar decisiones de inversión y acompañar a la industria vasca para que siga siendo competitiva en un contexto europeo y global de transición hacia la neutralidad climática, ha explicado el portavoz del Ejecutivo vasco, Bingen Zupiria, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Podrán acceder a las subvenciones grandes y pequeñas y medianas empresas que cumplan con la característica de ser industriales extractivas, transformadoras, productivas y de servicios ligados al proceso industrial, cuyas inversiones objeto de la ayuda se localicen en Euskadi.

La otra orden aprobada corresponde al programa Indartu, cuyo objetivo es subvencionar a empresas que realicen inversiones productivas para el impulso de la Zona Margen Izquierda Ampliada en Bizkaia y otros municipios con una tasa de desempleo superior al 5 % de la media anual de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Este programa ofrece subvenciones a fondo perdido con los siguientes porcentajes: para las grandes empresas se fija el 10 % de la inversión susceptible de apoyo y para las pymes, el 15 %.

La ayuda se verá incrementada en cinco puntos porcentuales (5 %) en el caso de pymes que realicen inversiones en los municipios situados en la Zona Margen Izquierda Ampliada.

Las subvenciones tendrán un límite máximo de 3 millones por empresa o grupo empresarial.

Además, las grandes empresas deberán realizar una inversión admitida mínima de 1.500.000 euros, que en el caso de las pymes es de 200.000 euros.

Se tendrán que generar un mínimo de 25 empleos en las grandes empresas y de 5 en las pymes. EFE



Dejar respuesta