El pueblo alavés de Antoñana ha registrado esta madrugada la temperatura mínima más baja del País Vasco, con 6,2 grados bajo cero.

El aviso amarillo por bajas temperaturas bajas volverá a activarse desde la próxima medianoche hasta las 10.00 horas de mañana jueves ante las previsiones de heladas débiles en el interior de la comunidad autónoma, principalmente en Álava.

Además, se esperan bancos de niebla que se concentrarán básicamente en el Eje del Ebro y en la llanada alavesa, ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Esta madrugada, además de los 6,2 grados negativos de Antoñana, se han registrado temperaturas gélidas en el municipio alavés de Kanpezu, con 6,1 grados bajo cero; en el parque natural Pagoeta, con -6 y en las localidades alavesas de Navarrete (-5,7), Tobillas (-5,5), Iturrieta (-5,3), Salvatierra (-3,7) y Abetxuko (Vitoria) (-1). EFE



Dejar respuesta