Un 37 % de la ciudadanía vasca asegura conocer en su entorno familiar, de amistades, laboral o de vecinos a alguna mujer maltratada por parte de su pareja, un porcentaje que ha subido desde el 18 % que se daba en 2004 y del 27 % en 2015.

Esta es una de las conclusiones del estudio sobre «Violencia contra las mujeres en Euskadi: Percepción social y actitudes» que ha dado a conocer la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal.

La consejera ha destacado que de este estudio se desprende que la sociedad vasca «está hoy más sensibilizada que ayer con la igualdad y demanda cada vez más medidas para acabar con la violencia contra las mujeres».

Así lo demuestra que la gran mayoría de la población vasca considera que combatir la violencia hacia las mujeres debe ser una prioridad para Euskadi (84 %) y un 14 % opina que es importante, pero en este momento hay otras prioridades.

Ha crecido el número de ciudadanos que vinculan las situaciones de desigualdad con la violencia y el 89 % de la población está muy o bastante de acuerdo con que «mientras persista la situación de desigualdad entre hombres y mujeres, continuará habiendo violencia contra las mujeres» (59 % muy de acuerdo y 30 % bastante de acuerdo), frente al 77 % de 2015.

Los tipos de violencia que se consideran más frecuentes son el acoso y hostigamiento a través de las redes sociales y la violencia psicológica ejercida por la pareja o expareja.

En cuanto a la percepción de la gravedad de las diferentes formas de violencia, los comportamientos que la mayoría de la ciudadanía vasca considera más graves son: golpear, pegar o empujar (92 %), obligar a mantener relaciones sexuales contra su voluntad (87 %), difundir imágenes, fotos o información de la mujer sin su consentimiento (82 %), amenazar (75 %), impedir las relaciones con familiares y amistades (75 %), controlar a través del móvil y las redes sociales (72 %), no dejar decidir (65 %) o controlar la forma de vestir (65 %), entre otras.

Este estudio constata que se mantienen algunos estereotipos relacionados con la violencia machista, como que «el alcohol y el abuso de drogas están detrás de la mayoría de los actos de violencia machista contra las mujeres» (50 %), que «hay muchas denuncias falsas en los casos de violencia de género» (27 %) y que «la mayoría de las mujeres víctimas de violencia de género son inmigrantes» (24 %).

En opinión del 67 % de la población la razón de que ahora haya más noticias sobre agresiones, malos tratos y asesinatos a mujeres por parte de sus parejas o exparejas que antes es que salen a la luz más casos; un 19 % cree que la razón es que ha aumentado la violencia y un 11 % que se debe a ambas razones.

Respecto a 2015 ha aumentado la cifra de quienes creen que salen a la luz más casos, ya que entonces era un 61 %.

Además, en el caso de presenciar alguna situación de agresión o malos tratos a una mujer, la mitad de la ciudadanía llamaría a la policía (54 %), una cuarta parte se enfrentaría al agresor y un 13 % llamaría la atención de otras personas que pudieran ayudar.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Artolazabal ha dado a conocer también una declaración institucional con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la violencia contra las mujeres, que se conmemora este jueves.

En ella, el Ejecutivo de Vitoria reitera su «más firme repulsa ante todas las expresiones de violencia sexista» y su compromiso de «seguir trabajando para avanzar hacia una sociedad libre de violencia contra las mujeres».

Además de recordar a las víctimas mortales de la violencia machista, el Gobierno muestra su apoyo y solidaridad a las mujeres víctimas y supervivientes, así como su reconocimiento a los profesionales que «diariamente trabajan» con estas víctimas.

«La sociedad vasca ha manifestado claramente su compromiso con la igualdad y con la construcción de una sociedad libre de violencia contra las mujeres; está hoy más sensibilizada que ayer con la igualdad y demanda cada vez más medidas», recalca la declaración. EFE


Compartir

6 Comentarios

    • La tuya. Es más plausible primero que se dé más visibilidad a un problema de primer orden, más facilidad, medios y respuesta para amaparar a las denunciantes, intolerancia ante conductas y jechos machistas de diferente intensidad y como consecuencia un mayor número de denuncias.
      Yo también conozco mujeres que jan pasado por diferentes episodios incluso siendo niñas y es repugnante, una lacra.

  1. Los otros 2 de cada 3 vascos conocen a hombres maltratdos, humillados, arruinados, apartados, desamparados, vejados, controlados, amenazados… (Algunos incluso se han suicidado abandonados por la justicia)

    No como la administración, que no conoce a ninguno.

    «mientras persista la situación de desigualdad entre hombres y mujeres, continuará habiendo violencia contra las mujeres»

    … Y lo peor de esta cita es que hay gente que lo sabe bien.

    • Amen, yo no podria haberlo explicado mejor.

      En todo caso, decir que de las estadisticas de grupos subvencionados, de chiringuitos descarados que en ningun momento buscan solucionar los problemas reales, no me fio una mierda.

      O es que alguien se cree a estas alturas el famoso 0,0001 % de falsas acusaciones de maltrato. Por favor!

  2. Si tu cabeza da cabida a que parezca una justificación, es que tienes una cabeza enferma. Cree el ladrón que todos son de su condición.

    La cita corresponde al artículo, espabilado, es decir, no es mía, así que no te la puedo explicar yo. Por eso se dice cita. Y continúa con un: «(59 % muy de acuerdo y 30 % bastante de acuerdo), frente al 77 % de 2015.» ¿Eso suman un 89% de justificaciones?. ¿No verdad? Lo dicho, míratelo.

    Ve a aprender a la biblioteca, antropología, que te hace falta. Mucho pido, porque se nota que no te has leído ni el artículo y directamente has venido a los comentarios a por lana a ver si quedabas hoy de paladín de la moral.

    Fíjate cuando Ogro dice: «en ningún momento buscan solucionar los problemas reales», te dará pistas en tu búsqueda de entendimiento, se nota que te lleva unas cuantas lecciones de ventaja.

Dejar respuesta