El jugador esloveno Zoran Dragic se incorporó este sábado a los entrenamientos del Kirolbet Baskonia, después de regresar de su país donde ha pasado el confinamiento junto a su familia.

El balcánico llegó a Vitoria la madrugada del jueves y tras pasar los pertinentes reconocimientos médicos y análisis relacionados con la covid-19 completó este sábado su primer entrenamiento.

Con el regreso de Dragic, el único jugador ausente en las sesiones azulgranas es el base Semaj Christon que todavía se encuentra en Estados Unidos.

Los baskonistas acumulan tres entrenamientos desde el regreso a la actividad física en las instalaciones de la ciudad deportiva BAKH que se blindó para recibir a los hombres de Dusko Ivanovic, con enormes medidas de seguridad y de higiene.

Mientras tanto, el club aguarda acontecimientos en torno a la Euroliga y la Liga Endesa y a las decisiones que tomen las organizaciones según las directrices gubernamentales. EFE


Compartir

Dejar respuesta