mote suciedad vitoria

Está de moda poner motes en Vitoria. El BEI, los autobuses y el cruce de los horrores en Pedro Asúa se llevan la palma. Ahora, la habitual desatención en materia de limpieza en la ciudad tiene su momento irónico. Atrás queda el orgullo de Green Capital.

Desde la asociación EONCULT «queremos comunicarles nuestra preocupación por la suciedad indecente del parque de Arana, un parque al que acuden madres y padres con niñ@s y personas con sus mascotas. Vemos casi a diario a FCC por la zona pero «sin pegar palo al agua», a veces están los empleados con el móvil en sus deditos y el parque hecho una auténtica marranada…

Botellas de cristal, plásticos, latas, mascarillas llenas de restos biológicos… ¡TODO SUPER HIGIÉNICO! Lo mismo se puede decir del resto de la ciudad que esta más sucia que nunca y da asco mirar al suelo».

EL MOTE

La carta publicada en el Buzón municipal se encabeza con el nuevo mote, usando una nomenclatura empresarial (sociedad anónima). Vitoria, Cochinadas S.A.

Pero también hay quien defiende a los limpiadores: Otra vez más de lo mismo, a mí me enseñaron que es más limpio el que no ensucia, y claro la culpa de que el parque este con «botellas de cristal, plásticos, latas, mascarillas llenas de restos biológicos…» es de no limpiar, claro con la evolución esas cosas ahora crecen de forma espontánea en los parques y otros lugares de la ciudad.

Las personas que pasan por el parque no tendrán nada que ver con eso, al menos no «las madres y padres con niñ@s y personas con sus mascotas» que la denunciante cita.

Un chascarrillo, si vas mirando al suelo, además del riesgo de darte contra una farola, te perderás el ver a la gente ensuciando y no podrás corregir esas actitudes, que eso también es divulgación de la cultura», concluyen.


Compartir

10 Comentarios

  1. Llama la atención, que en los últimos años esta ciudad está sucia mires por donde mires, los suelos, las paredes, calimas, humos de coches que se concentran en zonas determinadas dado que su circulación se restringe a aquellas…me vino a la mente cuando era niña y pasaba por las mismas calles, que no recuerdo así, no se tiraban plásticos de chuches al suelo, colillas, chicles los mínimos, las paredes si se pintaban se hacía con tiza ( se borraban con la lluvia), en realidad había mucho más civismo que lo que hay ahora. Una sociedad evolucionada se distingue por su refinamiento, no por su salvajería. No es responsabilidad y mucho menos del que limpia, sino del que ensucia una y otra vez, el pago de un servicio no significa esclavizar a ese colectivo, hay límites, es la gente que hace uso de los espacios públicos de forma inapropiada, la que es una marrana.

  2. Así es «ee» . El suspenso debe ser para la educación y loa educadores ,que no quiero decir maestros. No hay civismo. Y una puntualización; ; No es S.A. es S.L.U. su forma jurídica .
    —————–COCHINADAS S.L.U.———————————-

  3. Vitoria cochinadas SA se queda corto como mote. La ciudad está que da asco, yo recuerdo que Vitoria siempre estaba en los rankings de ciudades más limpias.
    Es pasear por el centro y tener ganas de llorar por la dejadez de las calles, las pintadas, el suelo sucio lleno de chicles y mugre. No sé cuándo se va a producir el cambio de empresa de limpieza pero espero que lo hagan mucho mejor (no hace falta demasiado para ello).
    Estaría bien que pusieran algún contenedor más de orgánico.
    Si a todo eso lo adornamos con todas las calles levantadas sin asfaltar y el desastre de tráfico que se está quedando…

  4. Vivo en una plaza en Zabalgana y da asco mirar al suelo. Los usuarios de la misma, sueltan a sus niños y a sus perros por allí, y ancha es Castilla. Excrementos, todo tipo de envoltorios de chuches y meriendas, embases de batidos, latas de cerveza y un largo etc. Cada uno luego se va a su casita y dejan toda la porquería para los vecinos que aquí vivimos. Buen futuro que estamos dejando.

  5. Como autor de la nota de respuesta a la queja COCHINADAS S.A. no puedo menos que estar en desacuerdo con la interpretación que ha dado a la misma, por parte de la persona que ha redactado esta noticia.
    En ningún momento defiendo a los trabajadores de la empresa de la limpieza, ese es otro tema (no solo la ejecución de los trabajos, también la planificación de los mismos y su control por parte del Ayuntamiento).
    Mi nota y así lo indica el nombre con el que la firmé, se dirige a la costumbre, cada vez más extendida, de echar la culpa de casi todas las cosas (cuando no son buenas) a los demás:
    – que se usan los parques y se dejan restos de cualquier forma, los responsables: los empleados de limpieza o no hay suficientes papeleras.
    – que no se lleva la mascarilla en los medios de transporte, los conductores no cumplen su labor o los revisores no son suficientes.
    – que en las terrazas se ven más sonrisas que en las consultas de los dentistas (es que estamos consumiendo, pero las copas están más secas que el desierto del Gobi), los camareros a la hoguera.
    – que un coche va a 80Km/h por Jacinto Benavente (este ejemplo, actualmente, es fantasía), los agentes de la autoridad, estarán tomando café, seguro.
    Y así suma y sigue, somos todos mayores al menos los que leen y escriben estas notas y sus respuestas, pero al parecer no son las personas las que ensucian los parques (ya lo limpiarán, que para eso pago impuestos), ni los viajeros los que se pasan la normativa por el arco de triunfo (es que yo estoy vacunado y la mascarilla molesta) ni los clientes los que incumplen la normativa (venga que estamos en la calle) o los conductores paro los que no existen las normas (tengo prisa y además con este coche el cuerpo te pide correr).
    Bueno que me enrollo, pero la culpa no es mía es vuestra.

Dejar respuesta