Bajas del avión en Vitoria y... ¡Multas a tutiplén!

El Aeropuerto de Sevilla atenderá más de un centenar de vuelos chárter entre el próximo viernes y el domingo con motivo de la final de la Copa del Rey, que enfrentará el sábado en el estadio de La Cartuja al Athletic Club de Bilbao y el Real Club Deportivo Mallorca.

Esta operativa extra, que incluye 54 llegadas y 52 salidas, habrá de integrarse en la programación habitual del aeropuerto, que canaliza una media diaria de 180 vuelos comerciales, según ha informado AENA en una nota de prensa. Por ello se ha diseñado un dispositivo especial que garantice «tanto el tránsito fluido de los pasajeros, como la agilidad en el desarrollo de las operaciones aeronáuticas».

Para favorecer una distribución escalonada de los vuelos y viajeros, las instalaciones aeroportuarias permanecerán abiertas la noche del 6 al 7 de abril, días en los que se concentrarán las mayores puntas de actividad.

En el caso del sábado, la franja horaria con más movimiento será entre las 09.30 y las 12.30, mientras que el domingo se dará de 08.30 a 10.00.

El primero de los vuelos chárter de esta operativa extra tiene programada su llegada el viernes a las 07.15 horas, momento a partir del cual irán aterrizando de forma progresiva hasta última hora de la noche.

VITORIA

El grueso de las aeronaves que se atenderán durante estos días para la final cubrirán conexiones con Bilbao y Palma de Mallorca, pero también lo harán con otras ciudades, como Vitoria, Valencia, Madrid o Barcelona.

Durante el sábado y el domingo el aeropuerto reforzará el personal de los colectivos relacionados con la atención a pasajeros y el movimiento de aeronaves en el campo de vuelo, además de aplicar un procedimiento específico para optimizar la distribución de los estacionamientos de los aviones y mejorar el aprovechamiento de la plataforma.

También se incorporarán más efectivos a los servicios de limpieza y mantenimiento, así como la seguridad en los controles de acceso a la zona de embarque.

En el control de seguridad principal se abrirán las ocho líneas de inspección y habrá disponibles otras dos en un control secundario, por si fuese necesario agilizar el paso de los viajeros, además de prolongar los horarios de atención al público en los puntos de restauración.

Desde el aeropuerto se coordinará con la Policía Local de Sevilla, las agencias de viajes y las empresas de transporte público la ordenación del tráfico en los accesos al edificio terminal para minimizar las situaciones de saturación y favorecer la fluidez en la llegada y salida de los usuarios. EFE



Dejar respuesta