Subida de sueldo ya a funcionarios vascos (y más en 2023)

Las asambleas ciudadanas, la nueva figura de participación que el Gobierno municipal tiene previsto poner en marcha durante este mandato, será el tema de la jornada organizada por HEI Escuela Abierta de la Ciudadanía el próximo 13 de diciembre.

Las conferencias están abiertas al público en general, si bien se hace una invitación especial a la plantilla municipal para poder contar con su colaboración en el desarrollo de este nuevo órgano de participación.

La concejala de Gobierno abierto y centros cívicos, Miren Fernández de Landa, defiende las asambleas ciudadanas como un ejercicio de democracia deliberativa que permite que un grupo de personas representativas elegidas por sorteo pueda informarse, debatir, deliberar y aportar conclusiones sobre un tema relevante a nivel social. Lo más habitual es que se aborden temas controvertidos, donde se enfrentan intereses contrapuestos que obligan a alcanzar acuerdos intermedios.

Las conclusiones de las asambleas ciudadanas ayudan a las y los responsables políticos tomar decisiones difíciles y permiten mejorar la confianza entre la ciudadanía y sus representantes políticos“Al estar compuestas las asambleas ciudadanas por una representación del conjunto de la sociedad, sus conclusiones reflejan el conjunto de intereses que existen y ahí reside su principal atractivo e importancia. Permiten a las y los responsables políticos tomar decisiones orientadas al bien común y contar para ello con las opiniones existentes a pie de calle”, ha señalado Fernández de Landa.

El movimiento de las asambleas ciudadanas comenzó a fraguarse en los años 70 y 80 y Canadá, Irlanda y Francia han sido algunos de los países que las han llevado a la práctica. Recientemente se han puesto en marcha en dos municipios guipuzcoanos y también están funcionando, por ejemplo, en Cataluña. Estas asambleas son procesos que duran meses puesto que se reúnen  en varias ocasiones hasta elaborar un documento final de concluiones.

La primera ponente de la jornada será Arantxa Mendiharat, cofundadora de Deliberativa, asociación que se dedica a promover la democracia deliberativa y a asesorar a instituciones para implementar asambleas ciudadanas. Mendiharat explicará qué son las asambleas, para qué sirven y cómo se organizan. También detallará el impacto que esta herramienta de participación cívica puede tener la definición de las políticas públicas, partiendo de experiencias recientes en Europa y en el Estado.

A continuación tomará el relevo en euskera Garikoitz Lecuona, responsable de Comunidad y Gobernanza en el Ayuntamiento de Tolosa, que expondrá el reciente caso desarrollado con éxito en esa localidad. Por su parte, Julia Neidig, científica en el Centro Vasco de Cambio Climático BC3, abordará el tema desde la perspectiva de las ciudades verdes, esfera en la que Vitoria-Gasteiz tiene un papel pionero y un liderazgo indiscutible.

Finalmente, Pau de Vílchez Moragues, organizador de la Asamblea  Ciudadana por el Clima de Mallorca, expondrá ese caso, en el que se pudo comprobar que las asambleas no son procesos fáciles, pero sí muy enriquecedores. La jornada concluirá con una mesa redonda con todas las personas participantes, incluido el público, que pondrá exponer sus dudas y reflexiones.

La jornada se desarrollará en el salón de actos de las oficinas técnicas del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz en el barrio de San Martín, en horario de 9.30 a 13:30 h. Para asistir es necesario inscribirse por cualquiera de estos medios: la web municipal, los teléfonos 010 ó 945 16 11 00 y correo electrónico he*******@vi*************.org



5 Comentarios

  1. Asambleas ciudadanas, se preguntan nuestros vecinos si no es una nueva utopía democrática, ni siquiera está demostrado que tenga efectividad, y surgió en Francia con el movimiento de los chalecos amarillos.

  2. Miren Fernández de Landa defiende ahora las asambleas deliberativas como un ejercicio de democracia deliberativa.
    Esta es la misma señora que hace justo una semana no permitió que el auzogune de Adurza sobre el laberinto de Olarizu fuera deliberativo y propositivo. Únicamente fue informativo, información dada por el propio ayuntamiento. Los asistentes solo pudieron hacer preguntas por escrito, que no fueron respondidas porque no había replica ni nada.
    Fue una puesta en escena demencial y dictatorial. Así que ésto que dice ahora la concejala Miren Fernández de Landa no es cierto y lo sabe.

  3. «en horario de 9.30 a 13:30 h.»

    Vaya, que casualidad, con todo el mundo en sus trabajos y quehaceres.
    No dudo los fieles iran, a fin de cuentas, viven de lo que viven.

Dejar respuesta