Hace unos días, una patrulla de la Policía Municipal que realizaba labores de vigilancia por el barrio de Abetxuko observó un vehículo que circulaba de forma anómala por la rotonda de la plaza Venta de la Caña.

Al entrevistarse con el conductor, de 29 años, los agentes le apreciaron signos evidentes de encontrarse bajo la influencia de drogas.

Además, observaron restos pulverulentos de una sustancia blanquecina, presumiblemente droga, en el asiento del copiloto.

A la espera de los resultados del Departamento Municipal de Salud Pública, se han instruido diligencias al Juzgado de Guardia.

foto ajena a la información


Compartir

Dejar respuesta