Vitoria: Casi 3 millones de euros en un año hacia países extranjeros

0
ayudas sociales cooperación ong
Motor Gorbea – JULIO 19
entreseccion_noticia

El Servicio Municipal de Cooperación al Desarrollo acaba de publicar la memoria de 2018.

A lo largo del pasado ejercicio, el consistorio dedicó a cooperación un total de 2.885.539 €, incluyendo la aportación económica de AMVISA.

Tres fueron las grandes áreas de actuación: cooperación al desarrollo; sensibilización y educación para el desarrollo y, por último, seguimiento y evaluación de proyectos.

En el área de cooperación al desarrollo destacaron los 1,2 M€ de las convocatorias de proyectos y el más de medio millón de euros destinado a los convenios con Euskal Fondoa y el Pueblo Saharaui.

Por áreas geográficas, el 64% de las ayudas tuvieron como destino América, el 32% Africa y el 4% Asia.

En el área de sensibilización, “el Ayuntamiento ha seguido trabajando la cultura de la solidaridad entre la población vitoriana y fomentando el comercio justo y el consumo responsable, entre otras cuestiones. En este sentido, en los pliegos de contratación municipal impulsamos la inclusión de cláusulas para el consumo de productos de comercio justo que ya están presentes en servicios municipales como los de Personas Mayores, Cultura, Centros Cívicos y Protocolo y Comunicación Institucional”, recuerda Jon Armentia, concejal de Cooperación al Desarrollo.

Por último, en el área de seguimiento y evaluación de proyectos, el Ayuntamiento realizó la comprobación de cuatro proyectos de construcción de sistemas de aguas en San Francisco Menéndez (El Salvador) al que desde 2009 ha destinado cerca de 800.000 €, que obtienen una valoración muy alta. También han arrojado resultados positivos la evaluación del programa Sáhara y la del proyecto de educación para el desarrollo Zentzuz Kontsumitu.

El 83% del presupuesto municipal dedicado el año pasado a cooperación fue gestionado por ONGD u otras entidades sociales, el 13% por Euskal Fondoa y el 4% por el Servicio de Cooperación al Desarrollo.

Compartir

Dejar respuesta