Desde la apertura de bares y terrazas en Vitoria nos hemos lanzado a ocuparlas siempre que se ha podido por el tiempo y por la disponibilidad de una mesa vacía.

Y los vitorianos se han encontrado situaciones de subidas de precio, como incluso algún hostelero ya había anunciado con anterioridad. En algunos del centro de la ciudad, hemos podido comprobar subidas entre el 10 y 15%.

Pero también hay quien potencia su negocio «regalando un vino», eso sí pagando la botella entera.

El cartel dispone del dibujo de un medidor que refleja la posibilidad de consumir 7 vinos por una botella. Y cobra 6, todos menos uno.

Ahora bien, o vas en cuadrilla o si lo haces individualmente…

CARTEL:


Compartir

8 Comentarios

  1. Al final, lo que se esperaba; subida de precios provisional para siempre; hasta recuperar, y después seguir ganando más, que antes del confinamiento. Lo habitual; a solucionar la crisis de todos, los tontos de siempre: los “pagafantas”.

  2. Qué suerte todos los que os vais a quedar en casa y dejar más sitio en los bares por un módico precio de 20 céntimo de aumento de precio. Lástima no se les hubiera ocurrido antes a los hosteleros para controlar el excesivo exceso de aforo. Al final todo se autorregula, los locales abusivos de precio se quedan sin clientes y los clientes quejosos de los precios no van a los locales con precios razonables.
    Cambiando de tema. Hay alguna forma de que no salga publicidad encima del teclado cuando estás poniendo comentarios? Es realmente insufrible. Por mucho que cierres la ventana de publicidad vuelve a aparecer cuando estás escribiendo y no hay forma de continuar

    • Difícil equilibrio este de la hostelería que ha sufrido y sufre los efectos de la pandemia y sus clientes que la padecemos tanto o más que ellos. Creo que la subida de precios no es » necesaria» en este momento y mantenerlos sería un «gesto» de buena voluntad para diferenciarse de nuestros políticos, que han sido incapaces de reducirse su sueldo aunque fuese en una proporción mínima y así demostrar a los ciudadanos que les queda algo de decencia y decoro.
      Todo se autorregula, si ; clientes quejosos ( y no diría yo que por los 20 céntimos) y hosteleros ávidos de ingresos tras unos meses en el dique seco. Ambas situaciones comprensibles.
      En cuanto a los molestos banners publicitarios no tienes nada que rascar , si acaso escribir menos.
      Saludos.

      • eso lo decide el dueño dle negocio, es libre, pero tu tambien eres libre de asumirlo o no, eso se llama libertad si no estas dispuesto a asumirlo siempre puedes ir a una cola al mercadona a comprarte una cerveza o 10 y tomartela en tu casita

Dejar respuesta