Gorka Urtaran y Peio López de Munain. Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz
urtaran

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Vitoria ha aprobado una aportación de 320.000 euros para la Asociación de Amigas y Amigos de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática). Se trata del anexo XX al Convenio de colaboración con este colectivo correspondiente al Plan Operativo 2017.

El convenio que liga al Ayuntamiento con esta asociación data de 1995 y cada año debe establecerse el programa de cooperación anual. El Servicio municipal de Cooperación al desarrollo ha presentado un informe en el que se detalla la situación actual y el contexto de los territorios ocupados del Sahara occidental.

En él se destaca la ejecución de los programas anteriores y se detallan los proyectos para 2017. Se mantienen algunos  proyectos puestos en marcha en años anteriores como el apoyo a la Escuela de Enfermería y al mantenimiento de los servicios públicos de los campamentos. Así mismo, se incluye el proyecto de seguridad alimentaria y se da continuidad a las líneas de trabajo iniciadas en relación a la población joven.



9 Comentarios

  1. Una gran parte de los ciudadanos con sueldos bajos o sin ellos, los impuestos cada vez más altos…, pero los gestores del Ayto continúan entregando el fruto de nuestro enorme esfuerzo a causas que NO repercuten directamente en los vitorianos.

    Si se nos obliga a dar nuestro dinero lo mínimo que pueden hacer es preguntarnos a CADA UNO (como se nos pregunta el número de cuenta u otros datos), dónde queremos que vaya:
    – a las Hermanitas de los Pobres de Vitoria
    – a la Asociación contra el Cáncer de Vitoria
    – a pagar el agua, la luz y la fruta a los numerosos jubilados que calladamente malvIven a nuestro alrededor

    • Nuevos cristales para sus gafas, audífonos, zapatos cómodos, bastones, medias de compresión, compañía para ir al médico o para su paseo diario, ayuda para las labores de casa…………….., de NUESTROS MAYORES.

  2. Pero hay mucha gente que «necesita» sentirse bien consigo mismo/a y poder ocupar su tiempo libre en iniciativas «humanitarias». Si se financiaran con ese dinero otras iniciativas más cercanas eso no sería tan vistoso, no habría necesidad de viajar a otros países, reuniones con otros colegas «majos/as, etc… Y, ¡claro! esto es Vitoria-Gasteiz y el efecto «Cuerda» aún durará algún tiempo: ¡Ya va por la segunda generación!

  3. los politicos hablan mucho se habla de solidaridad. pero esto nunca se ve con el contribujente al que saquean sus ahorro en gastos sin fondo

  4. ¿Quién decide a qué y a quién «regalar» el dinero recaudado a los ciudadanos?.
    ¿Cómo se denomina el acto de destinar fondos públicos para los «amigos» que poco o nada tienen que ver con los que lo aportan, aún necesitandolo éstos?

  5. Es como si estos «generosos» con nuestro dinero subvencionaran la repoblación de la gamba en las costas de Alaska, teniendo completamente desatendidos a cientos de perros y gatos abandonados en nuestras calles.

  6. Como parece que la lista de amigos de los que ocupan cargos públicos es muy limitada, habrá que pasarles nuevas listas para que sus preferencias y gustos no llamen tanto la atención.

  7. Cuando buscas en internet sobre esta asociación, radicada en Vitoria, entiendes el por qué del apoyo a su causa de determinados partidos políticos de Euskadi, y más en concreto de Álava. ¿Nadie, que no sean ellos, no tiene nada que decir?, porque no se les oye………….

Dejar respuesta