Después de las críticas de la semana pasada por el descontrol de las aceras, el Ayuntamiento ha decidido reaccionar. La Policía Local realizará hasta el 23 de mayo una campaña especial de tráfico de control de bicicletas y vehículos de movilidad personal (VMP) enmarcada dentro del Plan Estratégico Municipal de Seguridad Vial.

Los agentes incidirán en el uso del casco en ciclistas menores de 16 años y recordarán la obligatoriedad de uso del timbre y las luces, así como el respeto a las normas de circulación, los espacios y horarios donde está permitido su paso.

También controlarán el estado de las bicicletas porque un buen mantenimiento es esencial para la seguridad de sus usuarios y usuarias.

En cuanto a los patinetes eléctricos, Policía Local vigilará que no circulen por aceras o zonas peatonales y que sus conductores no hagan uso de telefonía móvil ni auriculares, igual que los ciclistas.

Los VMPs de una o más ruedas están dotados de una única plaza y pueden alcanzar hasta 25 kilómetros por hora como máximo. Por lo tanto, no pueden llevar pasajeros ni circular con potencias mayores.

El objetivo básico de esta campaña es garantizar la seguridad vial reduciendo la siniestralidad.


Compartir

2 Comentarios

  1. Campaña de 5 días; ¿Y el resto del año? ¿Camparán a sus anchas como siempre, sabiendo que no les van a multar aunque pasen delante de los morros de los municipales?

Dejar respuesta