Víboras con veneno en

El Ayuntamiento ha informado oficialmente este jueves que «las víboras y culebras forman parte de la fauna habitual de todos los parques de la ciudad de Vitoria y sus zonas colindantes, donde se dan cita habitualmente cuatro especies: la víbora áspid, la culebra de collar, la culebra viperina y la culebra lisa meridional». Una con veneno.

«De todas ellas la única que tiene veneno es la víbora, mientras las otras tres son inofensivas».

INFORMACIÓN, CONSEJOS Y TRANQUILIDAD

Aunque alguna vez ha habido sustos: Aparecen víboras en un barrio de Vitoria El Ayuntamiento traslada calma.

Las víboras y las diferentes culebras «son difíciles de distinguir entre sí para una persona no experta», reconoce Vitoria; de hecho, varias tienen diseño dorsal en zig-zag y cabeza triangular, que suelen ser los criterios “populares” para identificar una supuesta víbora.

La inofensiva culebra viperina, incluso, imita a las víboras como mecanismo de defensa, enroscándose y mostrando una cabeza triangular. De este modo, en muchas ocasiones se toma a todas estas especies por víboras, por lo que se tiene la impresión de que la especie venenosa es mucho más abundante de lo que realmente suele ser.

En cualquier caso, todos los ofidios, víboras y culebras, cumplen un papel ecológico imprescindible en el control de las poblaciones de sus presas, como por ejemplo los roedores, subraya el Ayuntamiento.

Son animales muy desconfiados, con el sentido del olfato y el oído muy desarrollados, por lo que habitualmente ante la presencia humana se esconden con rapidez. Y pasan inadvertidas.

LAS PICADURAS SON «RARAS»

Las picaduras de víboras a humanos son muy raras, casi siempre tienen carácter defensivo y frecuentemente se producen sobre personas que las acosan intentando matarlas y no calculan bien su agilidad.

A PERROS

Respecto a los perros, la posibilidad de picadura por parte de víboras, dentro de ser rara, siempre es mayor. Esto es así especialmente entre las razas cazadoras, que frecuentemente campean libremente, a pesar de lo estipulado en la Ordenanza Municipal reguladora de la tenencia y protección de animales, que en su Artículo 22 establece: “En las vías y parques públicos, y otros lugares de tránsito de personas, los perros irán sujetos mediante cadena o correa y collar”. La posibilidad de que un perro acose a una víbora y resulte finalmente mordido por ésta es mucho mayor si va suelto que si fuera atado.

En cualquier caso hay que insistir que las víboras están presentes, nunca de forma abundante, en todo nuestro entorno y forman parte imprescindible de nuestro patrimonio natural, sigue el Ayuntamiento en su exposición.

Los problemas generados por las mismas para la salud humana o animal son mínimos y los beneficios ambientales que generan, actuando como reguladoras de las poblaciones de sus presas son muy relevantes.

Por todo ello, desde el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz no se plantea ninguna medida específica de control de sus poblaciones.

¿Qué hacer en caso de toparnos con alguna?

Ellas mismas intentarán huir así que, lo más recomendable, es no acosarlas y dejarles una vía de escape.

Pero lo que nunca hay que hacer es matarlas. Todos los animales, incluidas las culebras y las víboras, cumplen su papel en los ecosistemas de nuestro entorno y además son especies protegidas por ley», concluye el Consistorio.



19 Comentarios

    • En la ciudad, sí. En el anillo verde, por ejemplo en el bosque de Zabalgana o Armentia, no tan extraño. No me ha tocado ninguna vez la primitiva, y alguna sí he visto por estos lugares, no me he entretenido a analizar la forma de la cabeza o el dibujo de su piel así que no tengo la certeza de que se tratara de víboras… 😉

    • pues a mi me da tiempo a fotografiarlas, si vas atento y tengo varias fotogrias de ellas, eso si, salen malas fotos por que cualquiera se arrima mucho, con camara tambien he sacafo y estan mejor, pero no siempre la llevas, por cierto donde veas una, aparece otros dias por el mismo sitio,
      por cierto casi siempre son las bastardas pero como para comporobarlo estamos y encima se escapan
      pero de la loteria nunca me ha tocado, igual tene algo que ver que no he jugado nunca pero podia haberme encontrado el billete

      • Pues nada Ud. tiene tanta suerte como el pepero corrupto Carlos Fabra, a este artista le tocó la lotería siete veces. El problema que tiene el tal señor, es que la justicia no se lo cree.

  1. el mejor artículo de nortexpres por la tolerancia, casi siempre tienen carácter defensivo y frecuentemente se producen sobre personas que las acosan intentando matarlas y no calculan bien su agilidad, así funciona el ser humano también

  2. Si me sale una dentro del municipio, palazo a la cabeza. Si me muevo por mi ciudad no quiero animales venenosos. Ahora bien, fuera de la ciudad, a callar.

    • Aberasturi, Andollu, Arkauti / Arcaute, Arkaia, Argandoña, Askartza, Betoño, Bolívar, Elorriaga, Gámiz, Ilarratza, Jungitu, Lubiano, Matauko, Oreitia, Otazu, Ullibarri-Arrazua, Ullibarri de los Olleros / Uribarri Nagusia, Villafranca y Zerio. Estos son todos los pueblos que componen el municipio de Vitoria.
      No sabe ni lo que dice.

  3. Artículo 22 establece: “En las vías y parques públicos, y otros lugares de tránsito de personas, los perros irán sujetos mediante cadena o correa y collar”.

    ¿de verdad se hace cumplir esta ley? pero si se te cruzan delante de los coches, atropellas al perro y te sale el dueño como un orangutan en celo

  4. La ciudad no es el campo, ni el monte, la ciudad tiene sus jardines y parques para personas, niños y perros, no culebras.
    El Ayuntamiento como siempre dando la nota mas baja de gestion en la mayoria de sus cometidos

Dejar respuesta