Los grupos municipales del Ayuntamiento de Vitoria han cerrado hoy un borrador sobre la regulación de consultas ciudadanas. La primera no llegaría -caso de celebrarse- hasta 2017. Es decir dos años después de iniciada la legislatura. Si esto es creer en los ciudadanos…

Un Consistorio que necesita dos años para preguntar algo. Hay que recordar además que el reglamento no da carácter vinculante a la opinión de los vitorianos, lo que significa que además de tarde, puede no servir para nada.

¡Paripé! Creen que los ciudadanos son tontos.

El texto provisional se presentará en comisión municipal y se abrirá un período de alegaciones ciudadanas antes de ser sometido a la aprobación final del pleno, según ha confirmado hoy el Ayuntamiento en una nota.

El borrador ha sido elaborado, a partir de una propuesta del gobierno municipal, por el grupo de trabajo que busca regular las consultas ciudadanas en el que están integrados todos los partidos con representación en el Ayuntamiento.

Entre los aspectos que regulará el nuevo reglamento está el número de consultas a realizar cada año (un máximo de dos según recoge el borrador) o el periodo máximo que puede transcurrir entre la fecha en la que se presenta la propuesta de consulta y la de realización de la misma, establecido en un máximo de 240 días.

También contempla el número de firmas necesarias para realizar la consulta, fijado en un mínimo del 4 por ciento para las que competen al ámbito de la ciudad y en un 7 por ciento para las territoriales, entre otros requisitos.

Según el Ayuntamiento, es probable que la primera consulta se celebre en 2017.



Dejar respuesta