Urtaran ha visto hoy una buena oportunidad. Buscar en los reglamentos para quitarse a Javier Maroto de la represantación municipal de su partido.

Y es que Urtaran no se atreve con MAroto. Se hace kakitas.

Quiere que no vuelva a Vitoria. No se atreve a debatir y busca herramientas para que no compita con él. La mediocridad de Urtaran está a un nivel galáctico.

Ha montado junta de portavoces para que el anterior alcalde tenga limitaciones. Es un pobre hombre este alcalde. Un líder no va al reglamento para ganar debates. Va a la cara del rival.

Vuelve el alcalde cómico.

La historia

Maroto pidió en el Ayuntamiento de Vitoria una reducción de su salario en un 40%, para compensar su actividad en Madrid como Vicesecretario de Sectorial del PP.

Esta decisión modificaría su dedicación en Vitoria, que pasaría a ser al 60%, si bien cumpliría su compromiso de continuar siendo el portavoz del PP en el Ayuntamiento de la capital alavesa.

Tal y como ha valorado hoy la concejala del PP, Leticia Comerón, «según ha afirmado la propia Secretaria General del Ayuntamiento, la petición de Javier Maroto de reducirse el sueldo en un 40% es totalmente legal. Además, se trata de una actitud que es coherente y que es honesta», añade.

Hoy Urtaran ha llevado este asunto como único punto a una Junta de Portavoces en la que no se adoptado un acuerdo al respecto, si bien desde el Gobierno del PNV se ha afirmado posteriormente que los partidos se han opuesto a la propuesta.

«Es inexplicable que haya partidos políticos a los que les moleste que otros concejales decidan cobrar menos”, ha afirmado Comerón.


Compartir

6 Comentarios

  1. Al final ,voy a tener que darles la razon a todos aquellos que me dicen que este alcalde no esta cumpliendo minimamente las expectativas de ser un buen alcalde , si maoto solo quiere un porcentaje con el resto se podra hacer algo por esta ciudad ,

    • El tema no es que el ayuntamiento le impida cobrar el 60% de su salario, el tema es que el ayuntamiento no quiere que haya un portavoz municipal con una dedicación del 60% (que no es tal, por cierto). Que será discutible, pero para que quede claro que es lo que se debatía.

      • Es como dice Juar. A Maroto le permiten reducir su dedicación si deja de ser portavoz de su grupo municipal, cediéndole éste puesto a otro miembro de su partido con dedicación completa (podría ser Leticia Comerón perfectamente, que es la portavoz casi «de facto»), pero eso es lo que no quiere hacer, imagino que por aquello de seguir vendiendo lo de «Vitoria por encima de todo»

  2. Una inocente pregunta. Norte expres publicó hace unas semanas un artículo de opinión en la que también se criticaba la dedicación parcial de Maroto al ayuntamiento gasteiztarra y se le pedía que decidiera si Madrid o V-G.

    ¿También os hacíais «kakitas» o sólo es Urtaran quien sufre de diarrea?

Dejar respuesta