Cientos de personas se han manifestado este sábado en Vitoria para mostrar su rechazo a los macroproyectos energéticos de parques eólicos y fotovoltáicos que se pretenden impulsar en Álava por la amenaza que suponen para la biodiversidad y el entorno rural.

Convocados por la plataforma Araba Bizirik, que aglutina a más de medio centenar de asociaciones medioambientales, sociales y sindicales, la marcha ha recorrido varias calles del centro de Vitoria tras arrancar minutos después de las 18.30 horas desde la plaza Bilbao encabezada por varios tractores y una pancarta en la que se leía en euskera «Defendamos la tierra».

Araba Bizirik ha denunciado los peligros para el medio ambiente, la agricultura, la fauna y la zona rural que suponen los proyectos de parques eólicos y «megaparques fotovoltáicos», así como la construcción del tren de alta velocidad (TAV).

Portavoces de esta plataforma han reclamado la aprobación del Plan Territorial Sectorial (PTS) para regular este tipo de instalaciones energéticas y garantizar que el despliegue de energías se haga de «forma ordenada, planificada, respetando a las personas y acorde con la conservación de los valores ambientales del territorio».

Araba Bizirik ha defendido que existen «alternativas» al actual proceder del Gobierno Vasco y la Diputación de Álava en torno a estos proyectos y ha abogado por utilizar «suelos ya amortizados y terreno de los polígonos industriales» para la instalación de parques solares.

Los convocantes de la manifestación han lamentado el respaldo que los gobiernos de coalición PNV-PSE en el Ejecutivo vasco y en la Diputación alavesa ofrecen a las grandes empresas privadas en el impulso de estos macroproyectos energéticos y han señalado que la necesaria transición energética debe ser planificada, consensuada y regulada para evitar errores que condicionen el futuro del territorio. EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta