El grupo municipal de Podemos de Vitoria ha denunciado hoy la aparición de pintadas con simbología nazi en una de las esculturas del Jardín Secreto del Agua situado frente al Parlamento Vasco.

Podemos ha subrayado en un comunicado que la Musa de la Música de este conjunto muestra un bigote hitleriano, una esvástica y una diana, además de otros dibujos y escritos ofensivos, algo que a su juicio no se puede consentir porque no es «una gamberrada, es incitación al odio».

«Las pintadas fascistas no son bienvenidas en nuestra ciudad», ha señalado Podemos, que pide al equipo de gobierno PNV-PSE «que las elimine ya».

Según el edil de la formación morada Juan Cerezuela «no se trata de un hecho aislado, ya que hay otros espacios en la ciudad que también son atacados de esta manera», por lo que ha reclamado un correcto mantenimiento de los bienes culturales de la ciudad por respeto a las obras y a sus artistas, y ha reivindicado la defensa de los valores democráticos.

«No podemos transmitir el mensaje de que estropear o ultrajar la creación de una persona es una gamberrada sin trascendencia. Por eso, pedimos al equipo de gobierno que estudie la posibilidad de realizar actividades de concienciación para acabar con el mayor enemigo de nuestro patrimonio», ha concluido. EFE



6 Comentarios

  1. Interesante, en Vitoria hay pintadas x todas partes. Sólo se fijan en las de un lado?? Las pintadas de radicales molestan y las de la radicales de izquierda no???

  2. Este es el resultado de HACER LA VISTA GORDA y excusar por norma las gamberradas de sus cachorros y afines.

    De todas formas, llama la atención que escojan para denunciar sólo si aparecen determinados signos y no otros, aunque día tras día estén unos u otros destrozando sistemáticamente el patrimonio de todos, de media ciudad.

    Si durante el resto del año denunciaran sistemáticamente todo tipo de ataques, podríamos tener en cuenta sus declaraciones. Pero así, NO.

  3. Parece que no haya más problemas en esta ciudad que la expresión artística de un escolar en un bien público. Que por supuesto está mal, pero quien le oiga parece que sea el ataque más grave que podamos sufrir.

    En una escala del 1 al 10, dónde se encuentra su preocupación por el escandaloso aumento de la delincuencia que sufrimos los vitorianos en nuestra persona y bienes?. Puestos a hablar, que hablen, pero con seriedad y medidas para atajarla.

Dejar respuesta