celsa laminaciones arregui

Los trabajadores de la antigua Laminaciones Arregui han pedido la implicación del Ayuntamiento de Vitoria con el futuro de la factoría alavesa, perteneciente al grupo Celsa.

El comité de Laminaciones Arregui-Celsa Atlantic ha comparecido este martes ante la Comisión de Promoción Económica y Empleo del Ayuntamiento de Vitoria, donde ha expuesto su situación, derivada del cambio de propiedad en la que el grupo Celsa está inmerso.

Al mismo tiempo, la plantilla ha secundado un paro de dos horas y se ha concentrado en frente del Consistorio.

El comité de Laminaciones Arregui, que cuenta con dos plantas en Vitoria y en Urbina (Álava), ha exigido medidas que garanticen su futuro y un plan industrial durante la reestructuración del Grupo Celsa, al que pertenece, grupo que va a ser traspasado a un fondo de inversión.

Celsa tiene cerca de 500 trabajadores en Euskadi repartidos en la planta de Nervacero, ubicada en Portugalete (Bizkaia) y la antigua Laminaciones Arregui en Álava. EFE



Dejar respuesta