Teatro en un pabellón industrial de Bilbao
bilbaoeus

El Ayuntamiento de Bilbao inicia las obras de rehabilitación de Garabia. Unos trabajos que tendrán su continuación con la posterior reforma de Pabellón 6 –cuyo proyecto ya está redactado–, con el objetivo de impulsar dos espacios teatrales nuevos y modernos; y dotarles, asimismo, de mayor proyección.

Ambos edificios son de titularidad y mantenimiento municipal, pero de su gestión se ha encargado, y así seguirá siendo, la Asociación de Creadores de Artes Escénicas Pabellón 6 y su Compañía Joven.

Estos equipamientos se encuentran en la zona sur de la isla, entre Ribera de Deusto y la plaza Eugenio Olabarrieta y se ha decidido que el conjunto de las obras se realice en dos fases sucesivas, de forma que la actividad cultural pueda seguir desarrollándose sin interrupción –en la medida de lo posible– en convivencia con los trabajos de rehabilitación.

Unos trabajos que se inician ahora con la reforma de Garabia y para los que el Ayuntamiento ha dispuesto un presupuesto 1.524.345 euros (IVA incluido).

GARABIA

Garabia y Pabellón 6 se ubican en un antiguo pabellón industrial conformado por dos naves paralelas. Una instalación que ha sufrido a lo largo de los años múltiples adaptaciones, modificaciones y reparaciones y que ahora se va a acondicionar con todas las garantías constructivas y equipamentales necesarias para su consolidación como elementos tractores y motores culturales en el entorno de Zorrotzaurre.

Las dos edificaciones presentan sistemas estructurales muy diferentes, siendo la de Pabellón 6 más acorde a las dimensiones del edificio y con un uso previo industrial más importante. Por su parte, la estructura original de los dos pabellones que conforman Garabia es mucho más doméstica, de menor escala, con cerchas de madera y, en general, mucho peor conservada.

El Área de Obras, Planificación Urbana y Proyectos Estratégicos del Ayuntamiento de Bilbao ha realizado un análisis previo de la estructura de Garabia, llegando a la conclusión de que una rehabilitación integral del edificio pasa por demoler la misma y reconstruirla, para asegurar la estabilidad del conjunto.

El derribo integral incluye el desmantelamiento de las cubiertas de fibrocemento existentes en una primera fase independiente, para lo cual se han formalizado ya los protocolos establecidos. El resto de materiales son principalmente pétreos en las fachadas y divisiones interiores, madera en la estructura original y metal en los refuerzos estructurales; y no se han detectado residuos peligrosos almacenados en el edificio.

El programa de necesidades del futuro teatro ha sido consensuado entre el Ayuntamiento y la compañía usuaria. Así, el edificio mantendrá las dos naves originales, donde la principal –que mantendrá el perfil original en todo su volumen–, albergará toda la parte escénica; hall de acceso, taquilla, patio de butacas para 112 espectadores y cabina de control, además del escenario.

El espacio de butacas y escenario está concebido como polivalente, por lo que se instalarán gradas retráctiles que posibilitarán liberar todo el espacio y unirlo al escenario si fuera preciso, ya que éste se conforma mediante paneles ensamblados móviles, que posibilitan su retirada.

La segunda nave, la más próxima a las viviendas, albergará la zona destinada a los servicios complementarios del teatro, como son los aseos, un pequeño ambigú con su almacén, una sala polivalente de ensayo comunicada con el teatro, camerinos y un almacén vinculado al escenario. Esta nave cuenta con una cubierta plana ajardinada, que no será transitable, de cara a dotar de más espacio y luz a las viviendas colindantes.

Para abordar esta primera fase de la obra y que Pabellón 6 pueda seguir desarrollando su actividad, será preciso establecer un cierre de obra, elementos de protección y accesos provisionales.

Hay que señalar, además, que el edificio actual de Garabia cuenta con un añadido de planta triangular, que se encuentra fuera de ordenación. Construcción que deforma la geometría original de las dos naves y sobre la que se sustenta una tejavana añadida de manera muy desordenada, que se une a la cubierta de Pabellón 6 y conforma un paso cubierto entre los dos teatros. El Plan Especial de Ordenación Urbana de Zorrotzaurre elimina esta construcción, por lo que se acometerá también su derribo en esta fase de los trabajos. En consecuencia, la superficie construida se reducirá de los 671,5 metros cuadrados actuales, a los 633,64 metros cuadrados de la futura instalación.

El perfil exterior del teatro será, por tanto, menor que el actual, tanto por el derribo de la tejavana añadida como por la reducción de altura en la nave más próxima a las viviendas, donde se transforma la cubierta que pasará a ser plana y de menor altura.

La futura construcción tendrá una estructura de pilares, vigas y correas de acero; y, de cara a conseguir una envolvente actualizada y bien aislada, ésta se ejecutará mediante una hoja de bloque de hormigón, que se recubrirá de SATE de 8 centímetros de espesor y un trasdós interior de placa de yeso laminado con aislamiento incorporado. De esta manera, se garantizará el correcto aislamiento térmico y acústico de la instalación.

Además, y con el objetivo de reproducir el carácter de la fachada principal actual, se plantea un revestimiento de tablas de madera.


Compartir

Dejar respuesta