Nos dimos una vuelta por el Belén de Vitoria ayer. Y algún ciudadano se llevó un susto al comprobar que el niño Jesús no estaba en el sitio que le corresponde.

No pasaba nada. Se colocó antes de la inauguración oficial por la tarde. Pero de entrada hubo quien pensó que se lo habían llevado, por eso de los habituales actos vandálicos que se producen en la zona casi todos los años.

El mejor Belén del mundo tiene este año peculiaridades como el cambio de lugar del Nacimiento por los problemas de la gruta que el Ayuntamiento ha sido incapaz de solucionar durante casi un año. Y también las necesidades de controlar el tránsito de personas, con orden, por la pandemia.

¿Te das una vuelta con nostros? Más de 60 FOTOS:

 

 

 


Compartir

3 Comentarios

Dejar respuesta