Un hombre de 50 años y un joven de 21 fueron detenidos ayer por atentar contra agentes de la autoridad.

El primero fue arrestado en un establecimiento hostelero de la calle Cruz Blanca donde gritaba e insultaba al resto de clientes. Al personarse la policía arremetió contra un agente produciéndole lesiones en el antebrazo, por lo que fue reducido y detenido.

ANIMA A ENTROPECER A LA POLICÍA: Poco después, la Policía Local detuvo a un joven de 21 años en el parkour de Lakua-Arriaga tras participar en una pelea.

Se resistió a ser identificado e instó a otras personas allí presentes a entorpecer la labor policial, arremetiendo contra uno de los agentes, por lo que fue detenido.


Compartir

Dejar respuesta