foto ehbildu

La pensión media de Euskadi subirá 55,3 euros el año que viene, es decir un 3,8 % más que ahora, una vez adelantado este miércoles el dato de inflación de noviembre (3,2 %), que permite calcular la revalorización para el próximo ejercicio.

El 3,8 % es la subida que se aplicará a las pensiones contributivas, mientras que las mínimas y no contributivas se incrementarán por encima de esa cifra, tal y como se recogió en el último bloque de la reforma de las pensiones.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha señalado este miércoles que, aunque la tasa de inflación definitiva se conocerá el próximo 14 de diciembre, dada la coincidencia que suele existir entre el dato adelantado y el definitivo, la estimación inicial de subida de las pensiones en 2024 sería del 3,8 %.

De esta manera la pensión media de Euskadi, que a fecha de 1 de noviembre cobraban 572.829 personas, se incrementaría en 55,3 euros mensuales al pasar de 1.456,97 euros a 1.512,3.

En el caso de las pensiones de jubilación, que en Euskadi perciben 382.915 extrabajadores, el aumento sería de 58,9 euros y la cuantía final de 1.609,2 euros.

La pensión de viudedad, con 134.411 beneficiarios, crecería hasta los 1.078,2 euros, es decir 39,4 euros más; mientras que la de incapacidad, con 39.393 perceptores, sería de 1.480,4 euros, 54,2 más que ahora.

Por su parte, los 15.838 vascos que reciben la pensión de orfandad cobrarán 22 euros más, hasta los 602,13, y las 2.239 personas que tienen una pensión a favor de familiares percibirán 33,7 euros, hasta llegar a 920,9 euros. EFE



Dejar respuesta